La cantante y actriz Dana Paola ha publicado este año el álbum "K. O." y ahora lanza "MÍA"
La cantante y actriz Dana Paola ha publicado este año el álbum "K. O." y ahora lanza "MÍA"Archive

Dana Paola: “He sufrido mucho machismo y ya me cansé”

La artista mexicana ha publicado este año “K.O.” y ahora lanza el single “Mía”, una visión del empoderamiento femenino

Asegura que el disco es el balance de daños. De muchas relaciones desiguales en las que su amor incondicional no era correspondido. La cantante mexicana Dana Paola exorciza en “K. O.” todo el sufrimiento y el desprecio que ha acumulado durante los últimos años en el terreno personal, un tiempo en el que estuvo residiendo en Madrid como parte del elenco de la serie “Élite”. Sin embargo, ahora reivindica un renacimiento con el lanzamiento de “MÍA”, el nuevo single de la artista que viene precedido de una presentación: “Bienvenidos a mi nuevo yo”, asegura.

-El disco, “K.O.”, tenía algo de catártico.

-Fue muy catártico, un disco en el que hacer terapia y drenar todas esas emociones. Quería crear canciones y convertir el sufrimiento en arte. Y encontré que las ideas de amor propio y el empoderamiento femenino tuvieron un efecto mágico y muy fuerte.

-Parte de lo que cuenta en el álbum sucedió en Madrid, mientras trabajaba en “Élite”.

-No todo, porque está inspirado en relaciones pasadas, es una combinación de los últimos años, del recuento de los daños de ese tiempo. Y está mi época en Madrid, claro, porque hubo emociones aquí muy fuertes. Pero hay una búsqueda personal y también de amor propio.

-El amor a veces deja grandes heridas.

-De ahí es donde más se aprende y se madura. Uno tiene que darle la vuelta a eso, hay que permitirse estar mal, y aprender de nosotros mismos.

-Dice en el trabajo que no se vuelve a enamorar, que “Maldito Cupido”. ¿Eso es posible?

-En ese entonces, sí, pero la vida da muchas vueltas. Cuando estás roto, ya no crees en el amor y me costó mucho volver a pensarlo, pero la vida misma te prepara para ello. Mientras pasas el proceso, lo que menos quiere uno es saber de amor.

-Pero todo se cura, uno aprende y mejora.

-Claro, de amor nadie se ha muerto.

-¿Cómo fue el proceso creativo, fue turbulento?

-Terapéutico. Lo pude terminar durante la pandemia. Era importante darle el tiempo necesario y pude dárselo. Fueron dos años, desde México a Madrid, Miami, Los Ángeles, y no fue nada tedioso. Muy divertido y satisfactorio.

-Me hablaba del mensaje del empoderamiento. No sé si alguna de sus relaciones ha cruzado la línea del respeto.

-Yo creo que cuando uno no sabe respetarse a sí mismo, por inexperiencia o algo, no sabe cómo funcionan las relaciones. Yo sufrí muchísimo machismo a lo largo de mi vida, por mi profesión o por parejas y ya me cansé. Pero no específicamente, sino con varios detalles. Lo peor es el daño psicológico, la falta de respeto hacia el amor tan incondicional que yo he dado. Lo importante es hablar sobre el tema y poder parar esto. Nada de calladitas somos más bonitas. No hay que callarse nunca y eso es importante llevarlo como un mensaje de lucha.

-¿Ve que hay cambios o seguimos cometiendo los mismos errores?

-Creo que las nuevas están cambiando, pero las anteriores no lo han hecho y eso va a resultar complicado. Lo haremos nosotros, no pasa nada.

-Una canción como “Calla tú” puede ayudar?

-Claro. Porque la música tiene mucho poder para cambiar las cosas. Así es como se hace conciencia.

-¿Cuando se levanta por la mañana es más actriz o músico?

-Cuando me levanto soy un monstruo. No soy nada hasta que tomo café (ríe). En serio, me levanto cantando. Yo antes creía que era la actriz que cantaba y ahora ya se que soy la cantante que actúa.