MENÚ
lunes 22 julio 2019
15:23
Actualizado

"El cuento de las comadrejas": Todas son alimañas

  • "El cuento de las comadrejas": Todas son alimañas

Tiempo de lectura 2 min.

12 de julio de 2019. 02:50h

Comentada
Carmen L. Lobo 12/7/2019

ETIQUETAS

Director: Juan José Campanella. Guión: J.J. Campanella y Darren Kloomok. Intérpretes: Graciela Borges, Óscar Martínez, Luis Brandoni. Argentina, 2019. Duración: 129 minutos. Comedia.

Como Gloria Swanson en la excepcional «El crepúsculo de los dioses» (Willy Wilder, 1959), Mara Ordaz baja la escalera de su mansión y se sabe decadente cuando abraza el Oscar que obtuvo un día muy, muy lejano. Y sin hablar inglés, como le sucedió a Sofia Loren. Una casa enorme y ostentosa llena de dorados, de cuadros feos que pinta el marido en silla de ruedas, de recuerdos de un pasado glorioso y ya apolillado, de ratas, de comadrejas. Allí también viven otros dos raros animales humanos, un director de cine y el guionista que no pudo llegar más lejos. Ambos conocieron, ayudaron a Mara, pero, hoy, la mujer ya no soporta la convivencia. Demasiadas alimañas, aunque todavían quedan un par más por llegar que intentan convencerla para que venda la propiedad. La estrella, sarcástica, corrosiva, cruel, recuerda las glorias pretérritas, los tiempos del champán, el lujo, las infidelidades, los fans, y sopesa la idea. Ellos, los tres restantes, tampoco le van a la saga: astutos, tramposos, amargados, harán lo que sea para que Mara no se desprenda de su, es un decir, hogar porque no tienen donde caerse muertos. La película dirigida por Campanella resulta, sí, una comedia más negra que el betún con un puntazo muy teatral, muy exagerado, que rebosa diálogos dañinos como dardos venenosos aunque ellos mismos sepan que «solo» se trata de un juego con malicia. En el fondo, todos estos bichos amargados se merecerían una estatuilla. Al mejor actor, al más mentiroso.

Últimas noticias