Cultura

Polémica en Italia por cancelar a Dostoievski como rechazo a la guerra en Ucrania

En una universidad de Milán se decidió eliminar un curso sobre el escritor, ante lo que académicos y políticos reaccionaron en contra: “El enemigo no es la cultura rusa”

Vasily Perov pintó a Dostoievski en 1872
Vasily Perov pintó a Dostoievski en 1872

Fiódor Dostoievski está considerado uno de los grandes autores de la literatura universal. Fundamental su obra en la Rusia zarista, sus novelas conforman un legado basado en los sentimientos y contradicciones del ser humano. Una bibliografía que, ahora, está siendo objeto de disputa. En Italia, más concretamente en la Universidad Milano Bicocca, ha tomado la decisión de eliminar aquellas lecciones en las que se imparta la obra de Dostoievski. Una postura que toma el centro como modo de rechazo hacia la invasión rusa en Ucrania, pero que ha sido criticada por los propios profesores. Es el caso de Paolo Nori, quien a través de Instagram denuncia que se trata de “una censura ridícula”.

Asimismo, Nori también ha señalado un intento de derribar una estatua del escritor ruso que se erige en Florencia. “Se suponía que iba a empezar un curso de cuatro lecciones sobre las novelas de Dostoievski el miércoles, de una hora y media de duración cada una, gratis y abierto para todos”, explica el profesor. No obstante, el rectorado le envió el siguiente comunicado: “Estimado profesor, el vicerrector le comunica la decisión de aplazar el curso sobre Dostoievski. El objetivo es evitar cualquier forma de polémica, sobre todo interna, en este momento de gran tensión”.

Entonces, ¿se debe cancelar por el conflicto actual a una figura como Dostoievski o Tolstoi por ser rusos, independientemente de su obra? “Hoy en Italia, ser ruso se considera un defecto. Y al parecer incluso siendo un ruso fallecido”, opina el profesor. “Lo que está pasando en Ucrania es algo horrible, que dan ganas e llorar, pero estas reacciones son ridículas. Cuando leí el correo no lo podía creer. Deberíamos hablar más de Dostoievski o Tolstoi. El primero inspiró movimientos no violentos y fue muy admirado por Gandhi. ¡Una universidad que prohíbe este curso es simplemente increíble”, añade.

Ante las palabras de Nori han sido varias las reacciones, a nivel milanés así como nacional. Tal es así que Matteo Renzi, ex ministro y actual senador, apoyaba su rechazo a través de Instagram: “Prohibir estudiar a Dostoievski como un acto contra Putin es estar loco. En estos tiempos es necesario estudiar más, no menos: las universidades necesitan maestros, no burócratas incompetentes”. Asimismo, la diputada oficialista Marianna Madia asegura en Twitter que “el enemigo no es la cultura rusa”.

La Universidad milanesa no ha tardado en responder a estas críticas: justo al día siguiente de que el profesor causara tal revuelo, la rectora Giovanna Iannantuoni explicó: “No hay censura, el curso se realizará como estaba previsto. Hubo un malentendido en un momento de mucha tensión. Simplemente queríamos posponer y agregar autores ucranianos”. Ante esto, el profesor volvió a responder: “No comparto la idea de que si hablas de un autor ruso, también debes hablar de uno ucraniano. Cada uno tiene sus propias ideas”.

No obstante, la polémica no queda con esta marcha atrás por parte del centro, sino que se llevará ante el parlamento, según los medios italianos. “Suspender un curso dedicado a uno de los más grandes escritores de la humanidad, Dostoievski, no es digno del prestigio de la universidad. Esto no puede ser una decisión de un estado liberal y democrático como Italia”, asegura Fabio Rampelli, vicepresidente de la Cámara de Diputados. Aclarando, asimismo, su intención de hablar con Mario Draghi, primer ministro, y Dario Franceschini, ministro de Cultura.