MENÚ
domingo 16 junio 2019
13:42
Actualizado

Luis Chillida: «El público volverá a disfrutar de este espacio como Chillida soñaba»

  • Una de las obas del autor
    Una de las obas del autor
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de enero de 2019. 22:15h

Comentada
G. Pajares.  Madrid. 10/1/2019

El hijo del escultor habla de la reapertura del espacio en abril y de las mejoras que acogerá este centro de arte único, que desde 2011 solo se podía visitar con cita previa.

Eduardo Chillida tuvo varios sueños. Pudo cumplir alguno de ellos, como abrir un espacio dedicado al arte en Zabalaga, Guipúzcoa, con monumentales obras salidas de sus manos. Otros como horadar la montaña sagrada de Tindaya (Fuerteventura) aún esperan poder hacerse realidad. El primero se convirtió en un museo al aire libre abierto en 2000 y que cerró sus puertas el 1 de enero de 2011 por un problema presupuestario. Fue la primera víctima del arte en un momento especialmente complicado en el mundo de la cultura. Hubo varios intentos por poder reflotarlo unos meses después. Se habló de la primavera de ese mismo año para que de nuevo volviera a ser lo que fue. La familia estudiaba cuál sería el mejor modelo de gestión para el centro de arte, exclusivamente privado, una vez que recibieron por parte del departamento vasco de Cultura sus propuestas. La familia jamás perdió la esperanza en que reabriera sus puertas de nuevo al público Chillida Leku. Luis, uno de sus hijos, sabía que ese momento llegaría. Que únicamente era cuestión de tiempo. La noticia de la reapertura fue acogida con júbilo en el mundo de la

cultura. Y responde tras un día agotador.

-¿Por qué se vuelve a abrir al público ahora, en el mes de abril?

-En realidad el museo nunca ha estado cerrado del todo, sino que desde 2011 podía visitarse únicamente bajo cita previa. Sin embargo era nuestro deseo poder retomar el funcionamiento pleno y hemos trabajado a fondo para ello. Será en abril, cuando todos los trabajos de renovación hayan terminado y el momento en que estaremos listos para acoger de nuevo al público, que podrá disfrutar de Chillida Leku tal y como Chillida soñaba.

-¿Qué cambios se han dado para que se abra al público?

-Durante los últimos seis meses las instalaciones han sido remodeladas, manteniendo la visión que el Aita tenía para el museo. El caserío del siglo XVI, que fue restaurado en su día se mantiene tal y como fue concebido por él y solamente hemos tenido que , habiéndose actualizado únicamente la iluminación por otra más moderna y de carácter museístico. Las infraestructuras de acogida y servicios para los visitantes han sido cuidadosamente restaurados, incluyendo la renovación del centro de visitantes, la creación de un café y una tienda.

-¿En qué medida las instituciones vascas han hecho posible que vuelva abrir Chillida Leku?

-Estamos muy contentos porque la actitud de las instituciones está siendo sumamente positiva y el respaldo es total. Esto ya se ha materializado, por ejemplo, en el apoyo del Departamento de Cultura, Turismo, Juventud y Deporte de la Diputación Foral de Gipuzkoa que, durante los trabajos de puesta a punto, ha facilitado espacios para la custodia y el almacenaje temporal de las obras que estaban expuestas en el museo en Gordailua, el Centro de Colecciones Patrimoniales de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

-¿Cuál es el papel que ha jugado y jugará la galería Hauser & Wirth?

-Para la reapertura de Chillida Leku la familia ha contado para ello con la ayuda, el asesoramiento y la experiencia de Hauser & Wirth, la galería que ostenta la representación universal de la obra de Eduardo Chillida y que, por tanto, trabaja para salvaguardar el legado del artista. Hauser & Wirth tiene un gran equipo profesional y cuenta con 26 años de experiencia tanto en la representación de artistas y legados, abordando de manera sumamente individualizada las necesidades de cada sucesión, por lo que estamos muy contentos de poder trabajar con ellos.

-¿Se va a reinaugurar con algún acto o exposición especial esta nueva etapa?

-Aún es pronto para dar a conocer el programa de cara a la inauguración, porque estamos trabajando en ello. La primera exposición se centrará en las obras de Eduardo Chillida en toda su amplitud.

-¿Cómo ha sido el trabajo con Mireia Massagué, la nueva directora del espacio?

-Estamos encantados de contar con ella y creemos que su experiencia puede aportar muchísimo a esta nueva etapa del museo.

-¿Se va a abrir Chillida Leku al panorama artístico internacional?

-La propia obra de mi padre, estando profundamente enraizada en el territorio y en la esfera local, tiene una dimensión universal. En este sentido la apertura a lo internacional está en la raíz y en la esencia de Chillida Leku.

Últimas noticias