Cultura

Malú: «He dejado de tener la angustia de esconder algo»

Mañana lanza «Mil batallas», un nuevo álbum donde descubre «a esa niña tímida que escondí bajo esa Malú más dominante, que creé para poder enfrentarme a todo lo que venía»

Malú ante el espejo. Con las alas desplegadas. Frente a las llamas, después de la tormenta. Malú, tras haber librado «Mil batallas». Así se llama su nuevo disco, producto de un tiempo de parón en el que «me ha dado margen para mí, para desempolvar a esa niña que escondí en su momento porque era tímida, vergonzosa, bajo esa Malú más dominante que creé para poder enfrentarme a todo lo que me venía. Te das cuenta de que la verdadera batalla ha sido contigo misma». De hecho, asegura que, tras tanta lucha, esa ha sido su mayor victoria: «La de dejar de pelearme conmigo, de esconder a la vulnerable que había en mí, y dejar que forme parte de mi día a día». A través de estas 11 canciones –disponibles a partir de mañana en formato CD, vinilo y digital, pues, asegura, «me gusta darle esa épica a un disco, agarrarlo, olerlo, conocer el mensaje del artista»–, «hablo de las luchas en las que nos encontramos constantemente, descubro que no hay por qué pelearse con la vida, que en lugar de tener ese nivel de exigencia, de presión, de estar constantemente preparada para trabajar, debo disfrutar de lo que hago, me permite sentirme liberada».

Lo poderoso de la vida

Admite, no obstante, que no se arrepiente de lo trabajado. «Empezar con 16 años en un mundo donde las mujeres arrancábamos con poca credibilidad y siempre con una fecha de caducidad te lleva a pelear mucho, demostrar constantemente que estás ahí, no cometer ningún resbalón, aunque a nuestros compañeros se lo permitían», recuerda la cantante. «Por supuesto que te pierdes cosas», continúa, «pero las ganas en otras, y afortunadamente me siento feliz a día de hoy, de seguir aquí». Y opina que «hemos evolucionado mucho. Nos queda bastante por hacer, pero a día de hoy a las artistas se les da más credibilidad. La unión entre nosotras ha sido y está siendo lo más fundamental en esa misión».

Malú
Malú FOTO: sony

Así es la Malú de 2021: libre, emocional, capaz de gritar (o cantar) a los cuatro vientos «lo que me haga sentir, lo que me apetezca». «Hemos vivido algo muy duro, impensable, una película, que nos ha hecho daño y nos ha abierto los ojos de un plumazo», lamenta, «con todos los planes que teníamos en 2021... fíjate dónde han acabado». Con esto, también celebra que con este golpe de realidad, tras este tiempo a solas, «he dejado de tener esa angustia constante de ocultar algo». «Nos ha ayudado a priorizar, a darnos cuenta de que lo único poderoso es la vida. Si intentamos hacerle demasiados planes, los podemos perder de repente». «Me he quedado muy a gusto», confiesa, «no considero que esté en lo más alto ni creo que nunca lo haga nunca. Porque sería muy aburrido, la vida es vivir, sentir cosas, tener experiencias y seguir aprendiendo». Eso sí, para lo que no puede esperar es para una gira inminente, pues se le ilumina la mirada nada más oír la pregunta: «¡No puedo más! Lo necesito. Arrancamos en 2022, pronto, no puedo decir fecha, pero estaremos todo ese año girando. Mis tablas, mis luces, mis focos, necesito cantarte mis emociones, es una forma de expresarme que no consigo de otra manera».