Así era el explosivo cóctel de pastillas y alcohol que pudo causar la muerte a Maradona: agonizó durante 12 horas

La junta médica que investiga la muerte de Diego presentó su informe oficial

Diego Maradona, en un partido de Gimnasia, el último equipo al que entrenó.
Diego Maradona, en un partido de Gimnasia, el último equipo al que entrenó.AGUSTIN MARCARIANREUTERS

La investigación sobre la muerte de Diego Armando Maradona continúa avanzando y los expertos médicos que analizan el caso entregaron este lunes su informe en la Fiscalía General de San Isidro. Ahora, y a partir de los resultados de ese informe, que ya fue filtrado a la prensa, los fiscales Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra, encargados de llevar este expediente bajo la coordinación del fiscal general, John Broyad, estarán en condiciones de decidir si los médicos encargados de atender a Maradona pueden ser imputados por el delito de homicidio simple con dolo eventual. El informe deja en una situación muy comprometida a Leopoldo Luque, médico personal de Maradona, y a Agustina Cosachov, su psiquiatra.

Tal y como publicó Infobae, según revelaron las pruebas toxicológicas efectuadas al cuerpo de Maradona y según diversos testimonios, en el momento de su muerte consumía un cóctel de psicofármacos para tratar su alcoholismo, una serie de antidepresivos y antipsicóticos o la naltrexona, empleada en tratamientos de síndrome de abstinencia. Todo ello habría sido recetado por Cosachov y se lo administraban las personas de su entorno y los enfermeros que lo cuidaban. A ese cóctel de pastillas hay que sumar el alcohol que bebía Diego.

Relató Infobae que los fiscales Iribarren, Ferrari y Capra preguntaron a la junta médica por los efectos que podían producir la mezcla de estos psicofármacos y el alcohol en el cuerpo de Maradona, para poder esclarecer su muerte y definir las imputaciones contra los siete acusados. También cuestionaron si todo ello podría haber influido en el cuadro cardiológico encontrado en la autopsia, donde se estableció una insuficiencia cardíaca como causa aparente de su muerte.

La junta médica determinó que los remedios eran correctos, pero que su combinación podía provocar efectos adversos directamente relacionados con el corazón de Maradona. Establecieron que esa mezcla entre pastillas y alcohol podría haber dañado gravemente a Maradona e incluso costarle la vida.

La agencia Télam también avanzó que en el informe médico se dice que “se ignoraron los signos de riesgo vital del paciente” y añade que Maradona “presentaba signos inequívocos de un periodo de agonía prolongado” de al menos 12 horas. También recoge que Diego hubiera tenido más posibilidades de sobrevivir si hubiera estado ingresado en un hospital. En el documento también se asegura que la atención que recibía Maradona en la casa alquilada “no cumplía los requisitos mínimos” para un paciente con su historial médico.

Según publicó Infobae, en el informe de la junta médica se determinó que “a pesar de que por separado los psicofármacos indicados pudieran no tener una interacción directa y marcada con bebidas alcohólicas, la acción conjunta de los mismos, en un paciente complejo con una triple afección (cardíaca-hepática-renal), puede producir estados de sedación intensos, confusión, posibles descontroles conductuales severos, disminución de la capacidad motora, alteraciones en el ritmo cardíaco y la presión arterial. Teniendo en cuenta la farmacodinamia y farmacocinética de los fármacos y el etanol, el suministro conjunto (no necesariamente en el mismo momento, sino durante el mismo día) está contraindicado”.

Infobae también accedió a otro documento que fue evaluado por la junta médica para llegar a su conclusión. Ese informe detalla los diez medicamentos que Maradona tomaba al menos hasta el 24 de noviembre de 2020, el día previo a su muerte. También detalla, combinación por combinación, lo que podía ocurrir y los graves efectos colaterales.

Publicó Infobae que la combinación de alcohol y gabapentina, levetiracetam, lurasidona, naltrexona y quetiapina, cada droga por separado, lleva a los mismos resultados: depresión y deterioro del sistema nervioso central y el sistema psicomotriz, hemorragias intestinales, úlceras. Mezclar alcohol con venlafaxina puede ser, de acuerdo al documento, “potencialmente mortal” por “efectos aditivos antiplaquetarios aumentados por la inhibición de la captación de serotonina plaquetaria”.

La mezcla de quetiapina y venlafaxina puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial, continuó Infobae. En su casa, según el informe, se halló agua mineral con alto contenido de sodio, además de un consumo de mariscos fritos a la provenzal y sándwiches de miga. Lo mismo podía pasar con mezclar ketorolac y quetiapina o venlafaxina. En varias de las combinaciones se recomienda expresamente controlar la presión arterial. Maradona era hipertenso.