El caballo de Sergio Ramos no evitó el último puesto de España

Países Bajos se impuso en la Copa de las Naciones de salto en un mal día del equipo español que terminó octavo

Sergio Álvarez Moya, a lomos de "Álamo"
Sergio Álvarez Moya, a lomos de "Álamo" FOTO: Lukasz Kowalski EFE

El equipo holandés se impuso en la gran final de la Copa de Naciones de salto de obstáculos a caballo, celebrada en Barcelona, y logra por tercera vez este torneo, mientras que España que participaba por primera vez en esta ronda acabó en octava posición. El equipo español, después de un resultado histórico en la noche del viernes, acusó la exigencia del circuito y el punto de suerte que se necesita en este tipo de citas.

El jinete canario Ismael García Roque y “La Costa” tuvieron el mejor resultado con 5 puntos, Manuel Fernández Saro y “Jarlín de Torreso” se fueron hasta los 9; Eduardo Álvarez Aznar y “Legend” acabaron en 12 puntos; y Sergio Álvarez Moya con “Álamo”, el caballo propiedad de Sergio Ramos, se retiró tras su segundo derribo a mitad del recorrido. García Roque dijo en zona mixta que en la última parte tuvo “un poco de mala suerte” y su yegua, a la que describió como de “sangre caliente”, llegó algo cansada, obligándolo a rectificar en algunos saltos. Fernández Saro lamentó la oportunidad que suponía para ellos con “buenos caballos, buenos jinetes y buen ambiente”; tanto él como su compañero esperan que esta no sea la única ocasión en la que disputen la gran final de la Copa de Naciones.

Países Bajos recupera un título que no ganaba desde 2017 y, en esta ocasión, realizó una final casi perfecta en la que marcaron tres ceros y sólo un derribo que no contó en el cómputo total, ya que el peor registro queda descartado. Harrie Smolders a lomos de “Monaco” fue el último jinete en saltar a la arena y la presión en ese momento era máxima puesto que Irlanda -los actuales campeones de la prueba- con un solo punto esperaba algún error del neerlandés. “Creo que todos trabajamos duro, tuvimos la paciencia necesaria para aprovechar el momento y esa fue la clave”, explicó Smolders.

Los actuales campeones olímpicos, Suecia, con dos recorridos perfectos también tuvieron la victoria en su mano hasta que los dos últimos integrantes sumaron cuatro puntos y nueve puntos, respectivamente. También fueron superados por Bélgica que logró mejores tiempos e igualó la puntuación sueca para arrebatarles la última plaza del podio.

El trazado propuesto para la gran final por el diseñador olímpico Santiago Varela fue muy exigente, sobre todo, en su segunda mitad, pues en el penúltimo obstáculo colocó un triple salto que complicó mucho a los jinetes. La clasificación final quedó de la siguiente manera: Países Bajos, Irlanda, Bélgica, Suecia, Alemania, Estados Unidos, Brasil y España.