MENÚ
lunes 15 octubre 2018
04:17
Actualizado

En Vitoria empezó todo

El técnico del Madrid se mide al otro equipo de su vida. La última final entre los blancos y el Baskonia se decidió con un triple en el quinto partido de Alberto Herreros, el actual director deportivo blanco.

  • Pablo Laso y Pedro Martínez
    Pablo Laso y Pedro Martínez

Tiempo de lectura 4 min.

13 de junio de 2018. 04:14h

Comentada
Mariano Ruiz Díez Madrid. 12/6/2018

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid

Y el hambre se mantiene

En las celebraciones de la Euroliga hace algo menos de un mes más de un jugador ya se estaba exigiendo ganar la Liga para orgullo de Florentino Pérez. En el vestuario todavía duele la derrota en la última final ante el Valencia. Nada tiene que ver cómo llega el equipo de Laso a este tramo final, en plenitud, a como lo hizo el año pasado. «Estamos preparados y con la misma hambre para ganar», dice Llull. Su regreso ha reactivado a un grupo inabordable en el último mes y su reflexión resume el espíritu con que los Doncic, Reyes y compañía llegan al final del ejercicio. Han liquidado las dos eliminatorias anteriores con pleno de victorias (2-0 al Iberostar Tenerife y 3-0 al Herbalife Gran Canaria) y eso ha provocado que lleven sin competir casi una semana. Seis días de descanso en una temporada en la que ya se rozan los 80 partidos tienen una doble lectura para Laso: «El descanso es un arma de doble filo. Viene bien, pero mucho quizá no tanto». Para la mayoría de los jugadores ha resultado un alivio.

A estas alturas es obligado recordar algunas de las cifras que adornan la «era Laso»: 14 títulos en siete temporadas, 21 finales de 29 posibles, siete finales seguidas de ACB, más de 400 victorias... El Madrid, que vuelve a contar con el factor cancha, aparece como favorito, aunque a Laso eso le importe bastante poco: «Jugamos los dos equipos que hemos demostrado ser los mejores en la fase regular, pero estamos confiados en que podemos ser campeones». El arranque de la serie en su cancha es especialmente valorado por el grupo. «Durante el año hemos sido muy fuertes en casa, así que...», valoraba Llull. La sombra del fichaje de Lopetegui también sobrevoló la presentación de la final. «Es un gran entrenador y seguro que hará un gran trabajo en el Real Madrid. Me alegro por su llegada», aseguró Laso olvidando por unos segundos la final.

Pedro Martínez, entrenador del Baskonia

El artífice de la resurrección

La última Liga Endesa la ganó el Valencia de Pedro Martínez (29-6-1961, Barcelona). Derrotó al Madrid, pero a los pocos días el técnico campeón abandonó el club «taronja». Así que en el arranque de la temporada el entrenador campeón estaba en paro. Pablo Prigioni estaba al frente del Baskonia, pero el exjugador argentino llegó a finales de octubre con un balance de 2/6. Demasiadas derrotas y un vestuario roto fue el diagnóstico de Josean Querejeta. El presidente apostó entonces por un técnico que trece años antes ya había estado en Vitoria. Pedro Martínez dirigó al equipo vasco desde el verano de 2005 hasta el otoño de ese año. Salió por la puerta trasera. El diagnóstico de Querejeta es que no tenía autoridad suficiente en el vestuario.

La segunda oportunidad para el técnico en Vitoria está dando los resultados deseados. El único borrón de su temporada fue la eliminación en cuartos de final de la Copa ante el Barça. Una derrota ya vengada en la pasada semifinal. Precisamente ahí, después del cuarto y definitivo partido que casi regala el Baskonia, el entrenador dio una pista sobre su buena sintonía con la plantilla. «Pido disculpas a los jugadores porque no he podido ayudarles tácticamente», confesó. Un guiño para un grupo que en la segunda mitad de la temporada ha funcionado a un nivel elevadísimo. Laso ha advertido de sus «triples y su defensa» y es que el Baskonia tiene bastante de todo. Además, «llegamos a la final sin la presión de ganar», asegura Marcelinho Huertas. El base brasileño es el único superviviente de la plantilla que se proclamó campeona en 2010. El primer título de la temporada para el Baskonia ha sido la selección de Vitoria como sede de la próxima «Final Four». Ahora busca ganar la Liga ocho años después con el factor cancha en contra. Igual que lo hizo Pedro Martínez el año pasado con el Valencia.

Últimas noticias