Baloncesto

El trauma de Mirotic

El ala-pívot ha disputado cuatro Final Four y su balance es de tres finales y una semifinal pérdidas. Ante el Efes volvió a estar ausente en un partido decisivo

Mirotic se lamenta durante la final de la Euroliga ante el Anadolu Efes
Mirotic se lamenta durante la final de la Euroliga ante el Anadolu EfesFRIEDEMANN VOGELEFE

La última pesadilla de Niko Mirotic se prolongó durante casi dos horas y cuarto. Fue el tiempo que duró la final de la Euroliga ante el Anadolu Efes y que se saldó con la victoria (81-86) de los turcos para estrenar su palmarés continental. Si hay un jugador que sale señalado en la derrota azulgrana es el ala-pívot de origen montenegrino. En su cuarta Final Four, las tres anteriores fueron con el Real Madrid, sufrió su tercera derrota en una final.

A Mirotic cada vez que hay un partido decisivo se le mira con lupa y su respuesta está lejos de ser acorde al jugador mejor pagado de Europa. Niko tiene contrato con el Barça hasta 2025 y su salario está entre los 8,5 y los 9 millones de euros brutos por temporada. Regresó de la NBA en 2019 y desde entonces el único título que ha levantado ha sido la pasada Copa del Rey cuando el Barcelona derrotó en la final al Real Madrid. Su papel en esa victoria (88-73) estuvo lejos de ser trascendente con 12 puntos, 5 rebotes y fue el sexto jugador más utilizado por Jasikevicius en aquel partido.

En la final ante el Efes, Mirotic no fue capaz de anotar en los dos primeros cuartos. Se estrenó en el tercero con un par de tiros libres, no anotó una canasta en juego hasta el minuto 30 y acabó con 11 puntos (4/12 en el tiro) y 9 rebotes. Su notable semifinal ante el Armani Milán se quedó en nada. El ex madridista fue incluido en el quinteto ideal de la competición, era el jugador más valorado (21,9), el cuarto máximo anotador (16,8) y reboteador (6,2). Un jugador determinante que ya en la eliminatoria ante el Zenit no se sintió cómodo. “He sufrido mucho, no he jugado mi mejor baloncesto. He necesitado tiempo para recuperarme y ahora estoy preparado”, relataba antes de la Final Four.

Mirotic no ha logrado escapar de los fantasmas que le persiguen en los partidos importantes desde hace tiempo. En la final de 2013, en la que Olympiacos derrotó al Madrid, se quedó en siete puntos en 22 minutos. Un año más tarde ante el Maccabi en el partido decisivo hizo 12 puntos (3/10 en el tiro) y 7 rebotes. Y en su primera Final Four, en semifinales ante el Maccabi en 2011, jugó casi 13 minutos y acabó en -4 de valoración. En la pasada final de la ACB que el Barça perdió ante el Baskonia se quedó en 8 puntos, 1 rebote y fue eliminado por faltas.