Baloncesto

El Madrid atropella al Panathinaikos

La solidez del equipo de Laso desgasta a los griegos (88-65). Tavares, sin fallar un tiro, acabó con 17 puntos y 9 rebotes

Yabusele intenta anotar ante White y Papagiannis
Yabusele intenta anotar ante White y PapagiannisJUANJO MARTÍNEFE

Dos partidos en la jornada doble y dos victorias del Madrid. El Mónaco y el Panathinaikos no forman parte de la élite de la Euroliga, pero pueden estropear más de una noche a alguno de los favoritos. El Madrid no falló en el doble compromiso como local. El arranque ante los griegos coincidió con el vivido ante los franceses. ¿La diferencia? El buen comienzo tuvo continuidad y no hubo lagunas como ante el grupo de Mike James.

Hay algo en el Real Madrid de esta temporada que recuerda al de las mejores noches europeas de la “era Laso”. El arranque ante el Mónaco se repitió ante el Panathinaikos. Los 30 puntos en el primer cuarto estuvieron aderezados de acciones espectaculares, de velocidad, de rock and roll. Nadie en la plantilla para cumplir con esa misión como Llull. Da igual que el de Mahón está temporada tenga los minutos racionados. Cada vez que aparece hay muchas opciones de escuchar un solo de guitarra de los buenos. Su triple al final del primer cuarto fue la guinda a uno de esos cuartos en los que los chicos de Laso se muestran en plenitud. Los números son reveladores: 7/11 en tiros de dos; 4/6 en tiros de tres y 7 asistencias para que el Panathinaikos se tambaleara.

Abalde, intrascendente el miércoles ante el Mónaco, fue el encargado de sostener al equipo en un segundo cuarto en el que los griegos contuvieron al Madrid. Los blancos se quedaron en 12 puntos, pero los griegos tampoco se destaparon como un equipo anotador. Tienen kilos, centímetros, son atlético, pero de talento andan justos. Si la defensa no funciona a pleno rendimiento ante equipos del nivel del Madrid están condenados a pasarlo mal. El Madrid recuperó la regularidad anotadora en el tercer cuarto. El equipo pudo correr, Heurtel encontró compañeros para anotar y los chicos de Laso volvieron a escaparse.

Para cerrar el partido el Madrid recurrió a sus clásicos. Fue lo de toda la vida, lo que lleva sucediendo desde que comenzó la “era Laso”. El Panathinaikos intentaba llamar a la puerta, tenía opciones de meterse en el partido en el arranque del último cuarto. Con el Madrid a la vista aparecieron dos tipos que llevan toda la vida haciendo lo mismo. Llull anotó un triple en la última décima de posesión. Rudy, para no ser menos, clavó otros dos. Los blancos volvieron a despegarse. El Panathinaikos se quedó sin capacidad de respuesta. La primera semana con jornada doble se resolvió con dos victorias para los de Laso.

88. Real Madrid (30+12+20+20): Heurtel (3), Abalde (16), Hanga (0), Yabusele (14) y Tavares (17) -quinteto titular- Williams-Goss (4), Causeur (8), Rudy (6), Alocén (0), Poirier (10), Llull (6), Taylor (4) y Alocén (0).

65. Panathinaikos (18+12+18+11): Macon (18), White (6), Sant-Roos (0), Papapetrou (7), Papagiannis (12) -quinteto titular- Perry (10), Bochoridis (0), Kaselakis (2), Floyd (2), Nedovic (3), Evans (3) y Mantzoukas (2).

Árbitros: Radovic (Cro), Petek (Esl) y Thepenier (Fra). Sin eliminados.

Incidencias: 4.630 espectadores en el WiZink Center. Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Euroliga.

Cuarta jornada: Zenit, 79-Bayern Múnich, 71; Fenerbahçe, 80-Unics Kazán, 41; ALBA Berlín, 76-Baskonia, 80; ASVEL Villeurbanne, 85-Maccabi, 93; Mónaco, 81-Barcelona, 85; CSKA Moscú, 78-Estrella Roja, 76; Olympiacos, 83-Zalgiris Kaunas, 68; Olimpia Milán, 75-Anadolu Efes, 71 y Real Madrid, 88-Panathinaikos, 65.

Clasificación: 1. Barcelona (4/0); 2. Armani Milán (4/0); 3. Olympiacos (3/1); 4. Real Madrid (3/1); 5. ASVEL Villeurbanne (3/1); 6. CSKA Moscú (3/1); 7. Zenit (3/1); 8. Fenerbahçe (2/2); 9. Estrella Roja (2/2); 10. Mónaco (2/2); 11. Maccabi (2/2); 12. Baskonia (2/2); 13. ALBA Berlín (1/3); 14. Panathinaikos (1/3); 15. Unics Kazán (1/3); 16. Bayern Múnich (0/4); 17. Anadolu Efes (0/4); 18. Zalgiris Kaunas (0/4).