MENÚ
martes 18 junio 2019
04:46
Actualizado

Contador se hunde y Froome pone orden

Alberto no pudo resistir el ataque del británico en el ascenso a La Comella y pierde 3:10 en la general. El ciclista del Sky es líder

  • Las piernas de Alberto Contador no respondieron en la primera prueba de montaña
    Las piernas de Alberto Contador no respondieron en la primera prueba de montaña

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2017. 14:17h

Comentada
Domingo García Andorra. 21/8/2017

«Hacía tiempo que no me encontraba tan flojo», reconoce Alberto Contador. Las primeras rampas de La Comella, el último puerto de la etapa, se le hicieron imposibles. Ya había perdido en La Rabassa al colombiano Jarlinson Pantano, el hombre que debía protegerlo camino de meta. Pero él no estaba para muchos más esfuerzos. Asfixiado por el ritmo que marcaba el Sky en la cabeza del pelotón, se fue descolgando del grupo de favoritos y las diferencias empezaron a crecer rápidamente. Casi de manera inmediata llegaron a los 30 segundos, poco después al minuto. Y así hasta llegar a los 2:33 que perdió en la línea de meta. A su lado, su compañero Peter Stetina trataba de tirar de él, pero a Alberto le costaba aguantar su ritmo. «No sabemos cómo responderán las piernas», reconocía después de la segunda etapa. Y las piernas respondieron fatal. «Le he dicho a Peter que íbamos a intentar salvar el día», asegura el tres veces ganador de la carrera. Salvar el día no era salvar la Vuelta, era perder lo menos posible sin tener que pagar el esfuerzo en los días posteriores. «Esperemos que se trate de un mal día a consecuencia de la falta de competición y que pueda recuperar», asume. «Es la Vuelta a la que llego con más desgaste de toda mi carrera. Es un palo, pero quiero disfrutarla y espero disputarla al máximo».

Alberto nunca ha afrontado la Vuelta después de completar el Tour. En 2008, cuando ganó por primera vez, no pudo disputar la carrera francesa porque su equipo, el Astana, estaba suspendido. Y dedicó su calendario a ganar el Giro y la Vuelta para conseguir las tres grandes en sólo dos temporadas. En 2012, la Vuelta era su reaparición después de la sanción por dar positivo en el Tour de 2010. Y en 2014 volvió a ganar después de tener que abandonar en Francia por una caída.

El ritmo del Sky en la subida a La Rabassa rompió las piernas de Alberto y las de casi todo el pelotón. El italiano Moscon marcaba el paso. «Es su primera gran vuelta y me ha dejado alucinado. Le he tenido que decir que relajara que hasta a mí me costaba seguirlo», reconoce Froome. El británico demostró que no ha llegado a la Vuelta de paseo. Aceleró en un esprint intermedio para conseguir dos segundos de bonificación, los que terminaron vistiéndolo de rojo en Andorra.

Su primera Vuelta, la de 2011, la perdió por sólo 13 segundos y sabe que cada segundo cuenta. Por eso no está dispuesto a perdonar nada. «Aquella carrera se decidió por las bonificaciones», recuerda. Y también esprintó en la meta. Para conseguir la victoria de etapa y algunos segundos. Fue tercero, el último en conseguir ese premio extra. Pero ya había sido el primero de los favoritos en moverse en la subida a La Comella. Sólo Chaves fue capaz de aguantarle el ritmo y llegar con él hasta el final. El colombiano acostumbra a ofrecer su mejor rendimiento en la Vuelta y este año, después de lesiones y varios problemas que no le permitieron competir en perfectas condiciones en el Tour, es su oportunidad para salvar la temporada.

Los demás tuvieron que esforzarse para perseguir en el descenso. Buen terreno para Aru y Bardet, que fueron los primeros en llegar. Mejor aún para Nibali, que arrastró a Roche, Van Garderen y Pozzovivo. Y a De la Cruz, al que consiguió enganchar en la bajada. Llegaron todos juntos hasta Andorra, en un final que volvía ser ligeramente ascendente después de la bajada. Atacó Nibali y nadie fue capaz de agarrarse a su rueda. Lo intentó David de la Cruz, pero no llegó. Tampoco Froome. El italiano reconoció después que había arrancado demasiado pronto y que le tocó sufrir en los últimos metros para mantener el ritmo. Igual que había sufrido antes para cerrar el hueco que había abierto Froome en la subida. Entre ellos dos puede estar la pelea por la victoria final. «Pero es pronto», dice Nibali.

3ª etapa: Prades-Andorra la Vella (158,5 kilómetros)

1. Vincenzo Nibali (Ita/Bahrein) 4.01:22

2. David de la Cruz (Esp/Quick Step) m.t.

3. Chris Froome (Gbr/Sky) m.t.

37. Alberto Contador (Esp/Trek) a 2:33

General

1. Chris Froome (Gbr/Sky) 8.53:44

2. David de la Cruz (Esp/Quick Step) a 0:02

3. Nicolas Roche (Irl/Bmc) m.t.

4. Tejay van Garderen (EE UU/ Bmc) m.t.

5. Vincenzo Nibali (Ita/Bahrein) a 0:10

6. Esteban Chaves (Col/Orica) a 0:11

7. Fabio Aru (Ita/Astana) a 0:38

10. Romain Bardet (Fra/Ag2r) a 0:48

30. Alberto Contador (Esp/Trek) a 3:10

Últimas noticias