MENÚ
martes 20 noviembre 2018
05:01
Actualizado

Un homenaje para Contador

Alberto se despide del ciclismo con el dorsal número 1 de la Vuelta y aspira a convertirse en el primer ciclista que la gana en cuatro ocasiones

  • Un homenaje para Contador
Nimes (Francia).

Tiempo de lectura 4 min.

19 de agosto de 2017. 02:13h

Comentada
Domingo García Nimes (Francia). 19/8/2017

«Vengo a disfrutar, pero también a disputar», advierte Alberto Contador, que quiere despedirse siendo el único ganador de cuatro Vueltas. Nadie ha ganado más que él, pero comparte el récord con Toni Rominger. Tres tienen cada uno, pero Alberto pretende terminar su carrera siendo único. Ya lo es. Ha ganado las tres grandes, algo que no ha conseguido ningún otro ciclista español y ya ha anunciado que después de la Vuelta dejará la bici para dedicarse a gestionar su Fundación y prestar más atención a su equipo ciclista, que a partir de la próxima temporada competirá en el ciclismo profesional en la categoría Continental.

Contador se marcha y llega a la Vuelta como el único representante de la mejor generación de ciclistas españoles. Purito se retiró al final de la pasada temporada; Valverde, que estaba completando una de las mejores temporadas de su carrera, se cayó en el Tour y Samuel Sánchez está suspendido por dar positivo en un control. Serán 31 españoles en la salida y sólo uno, Alberto Contador, entre los favoritos.

El ciclista del Trek asegura que tomó la decisión después de la novena etapa del Tour. Llegaba en forma para disputar el amarillo, con entrenamientos que, confiesa, estaban a la altura de los mejores de su carrera, pero las caídas le hicieron pensar. «La decisión estaba tomada al setenta por ciento antes del Tour», dice. Y después de la carrera francesa redondeó el cien. Una idea que ni siquiera una victoria en Madrid le haría modificar. «Estoy contento, ilusionado y súper seguro con la decisión que he tomado. Es el momento ideal para retirarme, independientemente del resultado que tenga en la Vuelta», afirma. Antes de decidirse pensaba extender su compromiso con Trek hasta el Giro del próximo año, pero la Vuelta será su última carrera. La organización lo homenajeó ayer en la presentación de equipos con un vídeo en el que recorría toda su carrera. Además, ante la ausencia del vigente campeón, Nairo Quintana, será Alberto el que lleve el dorsal número 1. En el fondo, la Vuelta la ganaron a medias. El maillot rojo fue para el colombiano, pero sin el ataque de Contador camino de Formigal hubiera sido imposible para él distanciar a Froome. Alberto ganó la carrera para Nairo.

Enfrente, como casi siempre en los últimos años, Chris Froome. El británico busca conseguir un doblete histórico. Nadie ha conseguido ganar el Tour y la Vuelta el mismo año desde que la carrera española se trasladó a agosto y septiembre. Para el ciclista del Sky, no es una obsesión, pero disfruta corriendo en España. Fue la carrera que lo descubrió, cuando disputó el triunfo hasta el último momento a Juanjo Cobo en 2011 y siempre le ha tenido un especial cariño. «La Vuelta es una carrera que me encanta correr, engancha y son tres semanas que me gustan. He sido tres veces segundo y me encantaría ganarla. Ganar el Tour y la Vuelta en un año sería absolutamente increíble», reconocía después de ganar en París.

Froome ha dominado el Tour en los últimos años. Ha ganado cuatro y está a uno del récord absoluto de cinco victorias que comparten Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain. Pero le gustaría que su leyenda fuera universal. Los tres primeros pentacampeones del Tour ganaron las tres grandes e Indurain ganó dos Giros. Froome también quiere extender su dominio más allá del monocultivo del Tour. Algo que sí ha hecho Vincenzo Nibali, ganador de las tres grandes, como Alberto, y que este año ha renunciado al Tour para centrarse en el Giro y la Vuelta. «El recorrido es muy exigente, pero me gusta. Estoy preparado para este desafío», reconoce el italiano, ganador de la Vuelta en 2010. «Es el que mejor ha preparado la Vuelta», afirma Contador. Aunque para el ciclista español el favorito sigue siendo Chris Froome. «Nibali corrió el Giro y luego se ha concentrado para prepararse a conciencia. Pero el favorito es Froome por el equipo que tiene y la contrarreloj larga, que complica la victoria a los demás», asegura Alberto.

Aru y Chaves intentarán remontar la temporada después de un Tour decepcionante. El colombiano no se hizo notar en su debut y Aru, que durante muchas etapas fue la mayor amenaza para Froome –incluso llegó a arrebatarle el liderato–, se quedó fuera del podio y sin opciones en las últimas etapas. El objetivo del italiano para esta temporada era el Giro. Nacía en su casa, en Cerdeña, y era el centenario de la carrera, pero el ciclista de Astana se lesionó y no pudo tomar la salida.

La Vuelta innova en el recorrido con llegadas como Los Machucos y Movistar, sin Quintana y Valverde, se ve obligado a descubrir también quién puede ser el líder para el futuro. Marc Soler y Rubén Fernández comparten el liderato a la espera de que la carrera elija a alguno de los dos.

Últimas noticias