Ciclismo

Una contrarreloj final para coronar a Roglic

El esloveno debe confirmar su tercer triunfo consecutivo en la Vuelta en la crono entre Padrón y Santiago

Primoz Roglic
Primoz Roglic FOTO: Manuel Bruque EFE

La Vuelta de las catedrales comenzó en la de Burgos y se cierra a las puertas de la de Santiago de Compostela en el año Xacobeo con una contrarreloj Padrón-Santiago (33,8 km) que debe servir para coronar a Primoz Roglic como ganador de la Vuelta por tercer año consecutivo.

Con una contrarreloj final en Santiago comenzó Tony Rominger su reinado en la Vuelta en 1993 y con una contrarreloj cierra Roglic la trilogía que le permite igualar con el suizo, que también ganó sus tres Vueltas de manera consecutiva.

Pero Rominger estuvo cerca de perderla ante su compatriota Alex Zülle, que le apretó en la última etapa. “Es la misma crono”, ha dicho Manolo Saiz, entonces director deportivo de la Once, en su cuenta de Twitter, pero con once kilómetros menos.

Roglic no tiene rival. Enric Mas, el segundo clasificado, está a 2:38. La pelea queda por el tercer puesto del podio que ahora ocupa Jack Haig. Tiene a Adam Yates a un minuto exacto y hay terreno para que el británico pueda recuperar esa diferencia.

No es una contrarreloj completamente llana. “La primea mitad es una subida constante y la segunda tiene más tramos de bajada”, dice Fernando Escartín en su comentario en la web de la carrera. “El recorrido, sinuoso y técnico, puede ser determinante en el devenir final de la carrera”, añade.