MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
05:58
Actualizado

Courtois: «Ahora vamos a ganar juntos la Champions»

El portero belga al que Ramos marcó el gol de Lisboa en el minuto 93, presume de madridismo en su presentación y reconoce que Casillas le marcó de niño

  • El nuevo portero del real Madrid, Thibaut Courtois, junto al presidente del club Florentino Pérez durante su presentación / Foto: Ap
    El nuevo portero del real Madrid, Thibaut Courtois, junto al presidente del club Florentino Pérez durante su presentación / Foto: Ap

Tiempo de lectura 4 min.

10 de agosto de 2018. 04:43h

Comentada
José Manuel Martín 9/8/2018

ETIQUETAS

La misma tranquilidad que transmite Courtois en la portería la demostró ayer ante la Prensa «despejando» los asuntos más espinosos sin inmutarse. Presumió de madridismo sin reparos y reconoció que nunca había besado un escudo hasta ahora, porque ha llegado donde quería estar de verdad. Vestido totalmente de negro, su color preferido entre los tres palos, derrochó felicidad por unirse al «mejor club del mundo» y poder, además, reencontrarse con sus hijos, que viven en Madrid junto a su ex. En primera fila disfrutaron los pequeños de la presentación de su padre en el Bernabéu, donde estuvo por primera vez como local. De visitante jugó cinco veces, siempre con la camiseta del Atlético.

De la afición colchonera, de la que espera el trato habitual «a los jugadores que se van al Real Madrid», habló con muchísimo respeto, porque en el Manzanares confiaron en él para que diera sus primeros pasos en el fútbol de primer nivel. Fueron tres temporadas en las que ganó la Liga y estuvo a un minuto de levantar también la Champions. Él era el guardameta al que Sergio Ramos marcó el famoso gol de Lisboa en el 93. «Son las cosas que tiene el fútbol», asumía ayer Courtois, que tiene muy claro lo primero que le va a decir a su nuevo capitán cuando se lo encuentre en el vestuario: «Ahora vamos a ganar una Liga de Campeones juntos».

Para eso llega el belga al Real Madrid, su equipo preferido desde niño por culpa de otra de las estrellas del Olimpo blanco. «Tenía una camiseta de Casillas cuando tenía diez años. Lo vi jugar contra el Anderlecht. Me llamaba la atención que con dieciocho años afrontara el reto tan grande de soportar la presión del Bernabéu. Tienes que ser muy fuerte mentalmente. A mí me pasó con el Genk y con el Atlético. Los reflejos de Iker también me alucinaban», decía Courtois, que se acordó de Cech cuando le hablaron de la competencia que le espera con Navas. «Cuando llegué al Chelsea en 2014 tenía que reemplazar a Petr y me preguntaban lo mismo. Todavía seguimos siendo amigos y hablamos mucho. Los porteros somos otro mundo en los vestuarios y trataré de llevarme bien con todos y competir al máximo para ayudar al equipo».

Si no hay cambios de última hora, el Guante de Oro del Mundial de Rusia va a formar junto a Keylor una de las mejores parejas de guardametas del fútbol actual. Ése era el objetivo del club: reforzar un puesto en el que había un titular claro y un segundo arquero que se sabía suplente. Desde ya, Lopetegui dispone de dos porteros de máximo nivel y ninguno tiene asegurada la condición de primera opción. «Nadie me ha garantizado jugar y mejor, porque sería un error. Tienes que demostrar en los entrenamientos que eres el mejor», reconocía el último fichaje blanco, que ha firmado un contrato por las próximas seis temporadas y ha rechazado ofertas económicas más suculentas. «Esto no era lo importante. Yo quería ir al mejor club del mundo, aunque no se podía decir a la Prensa. Una vez que la oferta era concreta no tenía dudas de dónde quería estar».

Se rumoreó que Hazard podría acompañar a su amigo en este viaje, algo con lo que sueña Courtois. «Es un gran jugador y me gustaría estar siempre a su lado, veremos qué pasa. Si puede venir aquí algún día sería fantástico», admitía uno de los triunfadores del Mundial, que se siente listo para debutar ante el Atlético. «Sería un partido bonito. Pasé buenos momentos allí, pero mi casa desde hoy es el Madrid».

Últimas noticias