MENÚ
miércoles 26 junio 2019
11:50
Actualizado

Lo que va a hacer el Real Madrid con Neymar y el PSG

  • Neymar, en una foto de un anuncio
    Neymar, en una foto de un anuncio /

    CHARLES PLATIAU / REUTERS

Tiempo de lectura 2 min.

23 de mayo de 2019. 12:55h

Comentada
José Aguado 23/5/2019

El Real Madrid no quiere entrometerse en los problemas internos del vestuario del PSG y no va a hacer ningún movimiento hacia ningún futbolista del equipo francés.

El objetivo del club blanco ahora es rebajar el precio de Jovic con el Eintracht y esperar a que la semana que viene se juegue la final de la Europa League para cerrar el acuerdo de traspaso de Hazard. Eso es lo que centra ahora el trabajo en las oficinas de la entidad blanca.

Las palabras de Mbappé han sido un terremoto en Francia y más en el equipo francés que se encuentra ahora ante un problema habitual en los vestuarios donde hay demasiadas estrellas: todas quieren su parte de protagonismo. O mejor dicho, todas quieren ser protagonistas por delante de las demás.

Mbappé, campeón del mundo con Francia y segundo en la BotaHa de Oro de esta temporada detrás de Messi, ya ha dejado atrás la prudencia, ya se considera una estrella mundial con capacidad para pedir de acuerdo con su jerarquía.

Quiere más responsabilidad, quiere ser el centro del equipo. Pero está Neymar y con él, eso es más complicado.

Hace tiempo que en el Santiago Bernabéu se desistió de fichar a Mbappé. Primero porque la relaciones entre los dirigentes de ambos clubes son excelentes y después porque ya desde el verano pasado saben que eso es imposible. Difícil, muy difícil, pero no imposible es el fichaje de Neymar.

Pero el Madrid no va a mover ficha, no va a presionar, sino que está a la espera de acontecimientos, viendo qué sucede y como, durante el verano, se van desarrollando los acontecimientos.

El PSG tiene que decidir cómo maneja la situación de Mbappé sin que se siente menospreciado y sin dañar el ego de Neymar. No es sencillo: durante este curso el brasileño ya ha tenido capítulos difíciles, no sólo por su lesión. También tuvo problemas con los jóvenes del equipo, a los que reprochó no hacer caso al entrenador, lo que le costó el enfrentamiento con algún compañero.

Todo depende de la impaciencia de Neymar, de si está dispuesto a seguir en el PSG otro año más sabiendo que no es el número uno o abre la puerta para marcharse. Si lo hace, el Madrid espera.

Últimas noticias