Juegos Olímpicos

Juegos Olímpicos

Los desorbitados precios del transporte público para los JJOO de París

Las previsiones apuntan a que París acoja más de 10 millones de turistas durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos

Los desorbitados precios del transporte público para los JJOO de París
Los desorbitados precios del transporte público para los JJOO de ParísEuropa Press

No hay nada que sea más especial que unos Juegos Olímpicos en el mundo del deporte y en París bien lo saben. Tras tres años de espera en vez de los cuatro tradicionales por culpa del retraso de los JJOO de Tokio que causó la pandemia, las Olimpiadas volverán el próximo verano y París, ciudad anfitriona, quiere aprovecharse de la multitud que pisará su ciudad para hacer negocio.

Uno de los puntos más destacados ha sido la subida que ha anunciado Valérie Pécresse, responsable francesa de transporte, que en sus redes sociales hizo pública la subida de los precios en el transporte público entre el 20 de julio y el 8 de septiembre, periodo en el que la capital francesa albergará los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos.

El objetivo de París es intentar generar unos 200 millones de beneficio extra, es decir, más allá de las ganancias económicas que puedan suponer los propios Juegos. Juntamente con el incremento de precio del transporte público, se ha anunciado que no se podrá conducir un vehículo por las zonas cercanas a la celebración de los eventos, por o que difícilmente autobuses y metros van a poder ser esquivados por los visitantes que lleguen a la ciudad de la luz.

Valérie Pécresse fue la encargada de anunciar unos precios que han desatada un aluvión de críticas por redes sociales: el ticket de metro individual pasará de los 2,10€ actuales a los 4€, mientras que el de tren costará 6€. El abono diario, que te permite moverte por toda Francia durante un día, costará 16€; además, el abono semanal pasará a costar más del doble, subiendo desde los 30€ hasta los 70€.

Precios desorbitados que tendrán que asumir los más de 10 millones de turistas que se espera que lleguen a la capital francesa para poder presenciar en primera persona los Juegos de París de 2024.