MENÚ
viernes 26 abril 2019
04:56
Actualizado

El Madrid llega en el momento exacto

Los de Solari llegan a los octavos de la Champions pletóricos tras empatar en el Camp Nou y ganar en el Wanda. Física y mentalmente están como nunca esta temporada

  • Solari da instrucciones a Vinicius durante un partido / Efe
    Solari da instrucciones a Vinicius durante un partido / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

11 de febrero de 2019. 06:03h

Comentada
José Aguado 11/2/2019

ETIQUETAS

Hace un año, el Real Madrid que entrenaba Zidane llegó a los octavos de la Champions con el miedo en los huesos. El rival era el PSG de Neymar y Mbappé, mientras que el conjunto blanco no conseguía despegar. Estaba fuera de la Copa del Rey y la Liga no era un objetivo. Sin embargo, cuando tuvo que dar la cara, sorprendió a casi todos. Febrero fue el punto de partida hacia el hito de la tercera Champions consecutiva.

Hay bastantes semejanzas con el equipo de esta temporada. Su camino hasta febrero ha sido más pedregoso, con cambio de entrenador incluido y la sensación de que el plantel había llegado a un punto de no retorno. Febrero lo ha cambiado todo y el Madrid tiene mejor pinta. Este miércoles comienza la eliminatoria de octavos de la Champions y si cuando se celebró el sorteo, en el mes de diciembre del año pasado el Ajax parecía un rival muy peligroso...

Favoritismo

Ahora mismo, el favoritismo del Real Madrid en esta eliminatoria no se discute. «La eliminatoria va a ser difícil, como todas en estas instancias de la Champions y el Real Madrid debe estar a la altura de su historia para avanzar contra un equipo que ya demostró ser competitivo el año pasado y que lo sigue siendo este año», explicaba Solari en una entrevista en la UEFA. El equipo de diciembre no tiene nada que ver con el que acaba de ganar al Atlético en su campo después de empatar en el feudo del Barcelona. Compite en los peores escenarios y sabe adaptarse el encuentro que se le plantea. Si hay que jugar y presionar contra el Barcelona, se hace; y si después, en el campo del Atlético, hay que fajarse y pegarse con los rojiblancos, los jugadores de Solari también se ponen a ello. Ha encontrado el Madrid el juego y la constancia que buscaba desde el principio.

Plenitud

Gran parte de la responsabilidad la tiene Pintus. Cuando cogió el equipo junto a Solari lo hizo con una misión: que a febrero se llegase bien en el aspecto físico. Todos las análisis que se hacían dentro del club llevaban a la misma conclusión. Los jugadores estaban muy lejos de su mejor forma y así era imposible competir contra cualquier rival. Había que hacer una preparación física específica y tener muy claro los objetivos. Pintus, al que trajo Zidane y que tuvo un papel muy importante en las anteriores Champions, se puso a ello. No era sencillo porque con la temporada ya comenzada, apenas hay tiempo para preparar nada. Hay partidos cada dos o tres días y lo máximo a lo que se puede aspirar es que la recuperación y el descanso sean lo más eficaces posible. Pero Pintus ha hecho magia.

Presión arriba

Sergio Ramos dijo después del encuentro contra el Atlético que los choques duran noventa minutos y hay que estar preparado para todo. Antes, al Madrid, los partidos no le duraban tanto. Modric se desfondaba enseguida y Varane parecía que estaba cansado antes de empezar. Ahora, el francés, junto a Ramos, hace que el equipo presione cerca del área rival. La defensa arriesga al jugar muy arriba para forzar el error del contrario. El Atlético lo vivió con los fueras de juego, siempre al límite y siendo solucionados por el VAR. Eso es porque los de Solari confían en su fuerza y en su físico para aguantar con esta táctica todo el encuentro.

La Champions

Para la Copa hay que esperar un par de semanas y en la Liga hay que tener constancia y paciencia. Lo que toca es la Champions, el torneo preferido del Madrid, donde los últimos años ha dejado claro su dominio. A Solari le preguntaron si ve factible conseguir ganar este año también. «Para el Real Madrid nada es imposible».

Últimas noticias