MENÚ
jueves 22 agosto 2019
11:29
Actualizado

El plan de Simeone para el nuevo Atlético

  • Simeone da instrucciones en el partido ante el Numancia
    Simeone da instrucciones en el partido ante el Numancia /

    Wifredo García / EFE FOTOS

Tiempo de lectura 4 min.

22 de julio de 2019. 21:57h

Comentada
Domingo García 22/7/2019

Cada pretemporada el Atlético parece prometerse que será más ofensivo que en el pasado. Que seguirá protegiendo al portero –Oblak, ahora; antes, Courtois–, pero que mirará más hacia delante. Lo hizo años atrás, cuando Gabi desapareció de las alineaciones para dejar hueco a Koke en el centro del campo. Lo volvió a hacer la temporada pasada, con la llegada de Lemar, el fichaje más caro en la historia del club. Pero acaba arrepintiéndose y regresando a la versión original.

Ahora vuelve a hacerlo cuando al francés se une la llegada de Joao Félix para jugar en la otra banda. Al menos así lo probó en el estreno de la pretemporada. Era sólo un ensayo contra el Numancia en el Memorial Jesús Gil, pero la alineación sonaba creíble. La defensa se ha recompuesto después de la desbandada del final de la temporada pasada. Se marcharon cuatro jugadores que podían componer la línea del fondo en cualquier momento durante las últimas temporadas: Juanfran, Godín, Lucas y Filipe Luis se han ido. Y una vez cubiertas sus marchas con la llegada de Trippier, Felipe, Mario Hermoso y Lodi, el Atlético está preparado para pensar en el ataque.

Simeone mira hacia delante y el refuerzo que le falta no es un defensa más. Ni siquiera un mediocentro defensivo que ayude a Marcos Llorente con la tarea. Lo que busca es un medio de ataque que le permita recuperar el espíritu de Arda o del Diego Ribas de los comienzos del Cholo en el banquillo del Atlético hace ya casi ocho años. Para eso es muy importante la labor de Llorente, un futbolista capaz de mantener el sitio y el orden. El ex madridista es una ayuda para la defensa y permite liberarse más a sus compañeros del centro del campo para sus tareas ofensivas. Por eso era la primera opción desde hace tiempo para el Cholo.

«El club está apostando por un proyecto muy grande», dice Mario Hermoso, el último fichaje en llegar. Incluso los defensas incorporados, como los laterales Trippier y Lodi, son capaces de mirar hacia arriba. A los dos les une la afición por atacar más que defender, una labor en la que tendrán que trabajar en su nuevo equipo. «El objetivo es la seña de identidad de lo que está haciendo y consiguiendo Simeone durante todo este tiempo: competir, exigirse cada día más, luchar cada partido por ganarlo y optar a todo», dice Hermoso. «Es algo que llama mucho la atención y los jugadores se sienten involucrados en ese proyecto», añade.

Para conseguir esos objetivos que el Atlético se marca es necesario un paso adelante en el ataque. No se trata sólo de elaborar más el juego, a veces el éxito es recuperar la pelota más arriba y recorrer menos metros con ella. El ideal del Cholo, que sigue confiando en Morata y Diego Costa para que completen el trabajo con goles. En ellos dos y en Joao Félix, un futbolista que llegó por los goles y puede destacar por el juego. Una opción para jugar arriba o para arrancar desde la banda. La cara del nuevo Atlético más ofensivo.

Últimas noticias