Deportes

El simbólico casco de Hamilton en el Gran Premio de Arabia Saudí

El piloto británico lució el casco con los colores de la bandera LGTBIQA+ como forma de reivindicación de los derechos del colectivo en un territorio donde están gravemente penados.

HAMILTON Lewis (gbr)
HAMILTON Lewis (gbr) FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El actual campeón del mundo de Formula 1, ha aprovechado el Gran Premio disputado en el circuito de Jeddah Corniche en Arabia Saudí para visibilizar y reivindicar los derechos del colectivo LGBTIQA+. En un territorio donde se persiguen con extrema dureza las “conductas” homosexuales y se castigan con más de 5 años de cárcel.

El piloto británico empezó a llevarlo desde el viernes en los entrenamientos libres y le acompañó durante todo el Gran Premio, donde se llevó la victoria. Este se componía de una gran bandera arcoíris que cubría toda la parte central. En la parte trasera, un mensaje “We Stand Together” ( “Nos ponemos juntos en pie” ). Es la primera vez que la Fórmula 1 visita este país y el heptacampeón declara que son responsables de alzar la voz ante las violaciones de derechos humanos sistemáticas que se están produciendo en los Emiratos.

No es la primera vez que se une a luchas sociales con estos gratos. El británico utiliza sus redes sociales como un altavoz para concienciar al mundo, y en especial al mundo del deporte, de las desigualdades y el gran retraso que hay en materia de derechos humanos, que en pleno 2021 es inadmisible que sucedan. El año pasado se convirtió en una de las figuras más importantes del movimiento ‘Black Lives Matter’ . Desgraciadamente vivió abusos racistas desde muy pequeño que le acompañaron durante toda su vida, incluso cuando ya era un profesional del deporte. Tras la muerte de George Floyd se solidarizó de lleno con el movimiento, haciendo que el resto de sus compañeros también se arrodillaran en señal de protesta y solidaridad. “Una persona sola sólo puede marcar una diferencia pequeña pero juntos, de forma colectiva, podemos tener un impacto mayor” declaraba.

La última vez que un piloto hizo una reivindicación parecida fue Sebastian Vettel en el Gran Premio de Turquía, otro país muy señalado por violar los derechos humanos, sobre todo los del colectivo LGBTIQA+, por lo que también lució la bandera arcoíris en el casco.