Deportes

Morata, el delantero que no necesita goles

Marcó dos goles a Islandia y el seleccionador se mostró orgulloso de su trabajo, aunque no le exige que marque todos los días. «Llegamos al gol de muchas maneras», dice

Morata celebra uno de sus goles a Islandia
Morata celebra uno de sus goles a Islandia FOTO: Lalo R. Villar AP

Álvaro Morata marcó el gol que metió a España en el Mundial, el que le ha permitido jugar dos partidos amistosos en la última semana en lugar de jugarse la vida a riesgo de perderla, como le sucedió a Italia contra Macedonia del Norte. Morata es el «9» de España aunque juegue con el «7» y su media goleadora es de casi un tanto por partido.

Luis Enrique confía en él, aunque durante mucho tiempo el delantero de la Juventus fuera discutido. Pero no es sólo por su acierto en el remate. «Yo a los delanteros no les exijo goles, hay exigencias ofensivas y defensivas que tienen que cumplir», explica el seleccionador. «Hoy estoy especialmente satisfecho con Álvaro Morata, que se desvive por ayudar al equipo en todas las tareas. Al gol vamos a llegar de muchas maneras. Marcará goles el que los tenga que marcar», añade Luis Enrique.

Morata, el autor de los dos primeros goles de la Roja ante Islandia, da la razón al seleccionador. «El míster siempre dice que somos los primeros defensas, que es muy importante para el equipo. Los puntas y los extremos trabajamos mucho y por eso es difícil acabar un partido en la selección. Nos pide muchas cosas que, cuando las hacemos bien ayudan mucho al equipo y eso es lo importante», asume el delantero.

Sin que lo parezca, Morata es uno de los jugadores más veteranos de la selección. Entre los convocados, sólo Jordi Alba y Koke han jugado más partidos internacionales que él. Contra Islandia cumplió el número 52 con la camiseta de la Roja y en el anterior compromiso ante Albania se estrenó como capitán desde el comienzo. Una sensación rara para él. «No sabía ni lo que tenía que hacer», confesaba tras sus dos goles a los islandeses. «Cuando el árbitro me enseñó la moneda la iba a coger. Imagínate», comentaba divertido.

Morata ha superado muchos momentos duros en la selección. Se quedó fuera del Mundial de 2018 a pesar de que era uno de los jugadores de confianza de Lopetegui, con el que ya había ganado la Eurocopa sub’21 en 2013. Al final el seleccionador y él se quedaron sin Mundial después del fulminante despido de Lopetegui al fichar por el Real Madrid. Pero él tiene la oportunidad de jugar el próximo en Qatar. Para eso ha trabajado y espera que sea más sencillo que la pasada Eurocopa, en la que recibió duras críticas y hasta amenazas después de los dos empates de España en los dos primeros partidos. Empezó mal y acabó fallando un penalti contra Italia en la tanda que eliminó a la Roja del torneo. Pero Morata es más fuerte de cabeza de lo que aparenta y demostró ante Islandia que no tiene miedo de volver a lanzar un penalti.

A veces da la sensación de que no es feliz y ni siquiera sonríe cuando marca un gol. «Es concentración. Si hubiera sido un partido de clasificación o más importante hubiera sonreído más», explicaba después del partido. « Es concentración, no es que esté triste ni nada. Es un gusto cada vez que sale la lista y ves tu nombre», añadía.

Ha sido el único jugador que ha repetido en la alineación en los dos partidos amistosos. Luis Enrique no quiso llamar a ningún futbolista para sustituir a Raúl de Tomás después de su lesión. Una ausencia que duele especialmente a Morata. Son amigos desde que coincidieron en los estudios y en la cantera del Real Madrid. «Me fastidió bastante lo de Raúl. Venía con muchas ganas, era compañero mío en el colegio y le tengo mucho cariño», explica.

De Tomás se lesionó y España se quedó con Morata como único «9». «Me imagino que el míster pensaba que tenía varias situaciones aquí que ya ha probado como Ferran [Torres] y Dani [Olmo] de delantero. Yo no puedo saber lo que piensa», dice Morata, que nunca falla en las últimas convocatoria. «Estoy muy contento de la confianza que me da el seleccionador , del trabajo que he hecho esta semana y espero seguir viniendo», dice.

«Quizá nos falte un delantero top que marque 30 goles, pero no lo necesitamos», asegura Luis Enrique. Ya tiene a Morata, que no marca tantos goles por temporada, pero hace lo que el seleccionador necesita para que la Roja funcione.