Deportes

Fuera del club: bajas como la de Sergio Ramos fulminan al equipo médico del PSG

El París Saint Germain, capitaneado por Kylian Mbappé, sigue con la “operación limpieza” que ya se cobró la cabeza de Leonardo. Desbandada en el equipo médico mientras se perfila la inminente salida de Pochettino

Sergio Ramos ha mantenido esta temporada un duro pulso con los equipos médicos del PSG
Sergio Ramos ha mantenido esta temporada un duro pulso con los equipos médicos del PSG FOTO: Twitter PSG La Razon

La eliminación en la Champions League ante el Real Madrid, un nuevo fracaso internacional para el Paris Saint Germain, sacudió con fuerza los cimientos del conjunto parisino, que una vez más se había armado, incluso con la llegada de Lionel Messi, pensando en lograr el tan ansiado objetivo. Más allá de que finalmente se proclamaron campeones de la Ligue 1, el golpazo europeo desencadenó una revolución de puertas para adentro. Lograda la renovación de Kylian Mbappé, que parece haberse convertido en el personaje con más peso del club, comenzó la operación limpieza.

El primero en desfilar fue Leonardo. El director técnico llevaba meses en la picota y su relación personal con el delantero galo tampoco era buena. El portugués Luis Campos, cercano a Kylian Mbappé y a su familia, ha tomado las riendas del proyecto deportivo del París Saint-Germain (PSG), sustituyendo al brasileño, quien ocupaba el cargo desde 2019. Tras el brasileño, se espera que también haya múltiples salidas sonadas, como las de Mauricio Pochettino y todo su cuerpo técnico… y también la de nombres destacados del equipo. Hasta 14 miembros de la actual primera plantilla tiene el cartel de salida en la espalda.

Desbandada médica

Pero, a la espera de la inminente salida del entrenador Mauricio Pochettino, otros miembros del “Staff” ya han enfilado la rampa de salida. Se trata del equipo médico, que ha sido muy cuestionado a lo largo de la temporada.

Gian Nicola Bisciotti, el jefe de los fisioterapeutas, François-Paul Schwartz, encargado del centro de formación, y Cristiano Eirale, coordinador médico, no formarán parte del club de la capital la próxima temporada. Desde los medios franceses aseguran que sus salidas se deben a las numerosas bajas que sufrió el plantel y el largo tiempo de recuperación, como sucedió con Sergio Ramos, Achraf Hakimi, Leandro Paredes y Ander Herrera. Además, apuntan que el departamento médico carece de un plan intensivo para recuperar jugadores a corto y mediano plazo.

Según informa LeParisien, las diferencias entre Pochettino y el área médica han sido insostenibles. Desde el cuerpo técnico apuntaban justamente al proceso de vuelta a la competición de los jugadores, que no sería el adecuado. Para incluir a un jugador entre los convocados, el técnico necesitaba el visto bueno del staff médico. Y si bien el jugador manifestaba que ya estaba para volver, sin el ok de los médicos no había nada que hacer. Así, tal como indica el diario francés, Pochettino lamentó muchas veces el excesivo tiempo de recuperación de los futbolistas.

El pulso con Sergio Ramos

El caso de Sergio Ramos también colocó en el punto de mira al equipo médico. Por una parte, se filtró que habían alertado al club de los problemas del exmadridista y por otro lado, el jugador también mostró su disconformidad con algunos de sus criterios profesionales y mantuvo un duro pulso con los médicos por forzar su debut.

Los médicos del equipo parisino diseñaron un plan de un mes en julio para que Ramos pudiera volver a los terrenos de juego en agosto, alertados de sus problemas de rodilla y de las molestias que tenía en la pantorrilla. Sin embargo lejos de mejorar, a finales de agosto, el exjugador del Real Madrid recayó de su lesión en la pantorrilla y no pudo reincorporarse a los entrenamientos colectivos. De hecho, el entorno del camero mostró su enfado con la actituddel equipo médico que retrasó el debut del camero hasta finales de noviembre y que puso en riesgo su continuidad al insinuar que si jugaba “podía romperse”. Otros jugadores también han tenido lesiones demasiado largas.

Con la desbandada médica, el próximo “staff sanitario” podría llegar de la mano del nuevo entrenador.