Fútbol

El Atlético y la intención de juego como solución

Si el Cholo pone a cada futbolista en su puesto... algo es algo

Simeone, en la banda ante el Villarreal
Simeone, en la banda ante el Villarreal FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Atlético y año nuevo, sistema de juego nuevo. Cierto es que los primeros síntomas fueron contra un Rayo Vallecano muy mermado por las bajas y frente al Rayo Majadahonda en Copa, lo que no permite valorar el cambio en su justa medida, pero Simeone confirmó en La Cerámica que vuelve a apostar por el 4-4-2 y porque cada jugador juegue en su puesto. Algo es algo.

Ver a Lodi de lateral izquierdo, con profundidad, asistiendo y marcando, es un soplo de aire fresco en un grupo muy necesitado de acciones de este tipo. Kondogbia se antoja fundamental en este actual Atlético, pero jugando en el medio y no de tercer central. Carrasco agradece, independientemente de la banda en la que juegue, tener un lateral que le doble y le ofrezca alternativas de ataque, sin tener que ser él quien duplique sus esfuerzos para defender con cinco atrás. Ya no hay duda alguna de que Correa tiene que jugar arriba y no en banda, o de que Hermoso es un buen central y un mal lateral.

Ver a los chicos en su sitio natural hace crecer en ellos la confianza que en muchos partidos les ha faltado y se nota en la fluidez del juego. Aún con todo, mientras no cambie la intención de juego, es casi imposible ver la mejor versión de este equipo. Encerrarse atrás no está funcionando, pero mandar con el balón o presionar arriba cuando no lo tienen y recuperar en campo contrario, sí.

En Villarreal se vio otro claro ejemplo de todo esto, aunque sólo se sumara un punto. Los rojiblancos no están a la altura requerida en esta Liga, pero la temporada no está ni mucho menos perdida. Todavía hay dos competiciones que se podrían quedar en las vitrinas del Metropolitano, siempre que el camino iniciado no se quede en un simple amago.

Para la tan ansiada Champions da la sensación de que ni aun así le llegaría al equipo, pero tratándose de fútbol, vayan ustedes a saber. Lo que si debería corregirse es la manera en la que recaen los jugadores de sus lesiones. Con las opciones que hay en la plantilla, es difícil de entender la manera de forzar reapariciones que sólo consiguen alargar el tiempo de baja. Se trata de mantener el buen rumbo y decisiones como éstas no ayudan.