MENÚ
viernes 15 febrero 2019
18:18
Actualizado
Espacio patrocinado por
Image

La duda de Marcelo

Solari quiere recuperarle y sabe que necesita minutos de competición para volver a ser el de antes.

  • Marcelo, en el entrenamiento en Ámsterdam
    Marcelo, en el entrenamiento en Ámsterdam

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 01:03h

Comentada
José Aguado Madrid. 13/2/2019

ETIQUETAS

Cuando Solari no quiere contestar a algo, utiliza sus habilidades linguísticas para lanzar un párrafo de algo parecido a lo que se pregunta, pero sin llegar nunca a responder de verdad. Así consigue mantenerse algo alejado de cualquer cosa concreta o de lo que dé alguna pista o de lo que genere una polémica que esté de más. Por ejemplo, ayer le volvieron a preguntar por Guardiola y el entrenador argentino decidió que no quería dar más vueltas a un asunto que tampoco tiene más recorrido. Pero, a veces, en sus respuestas se ve algo, se intuye lo que piensa. Por ejemplo, cuando le preguntan por Marcelo. «Es un grande y nuestro segundo capitán. Es un emblema del club y siempre pone al Real Madrid por encima de todo. Está entrenando muy bien, como el resto de jugadores. Lo queremos todos y trabaja cada entrenamiento con alegría», contestó. Es decir, le quiere, casi se puede decir que le necesita.

El brasileño ha disputado casi novecientos minutos más que Reguilón esta temporada y en el club se confía que según vaya avanzando la campaña, esa distancia se agrande. Aunque ahora no hace más que recortarse. El joven canterano, quizá la mayor sorpresa de este Real Madid porque no se contaba con él más que para choques intrascendentes, ha jugado dos encuentros de Champions. El día de Moscú, con Lopetegui en el banquillo, uno de esos partidos para olvidar del Madrid y luego en el campo del Viktoria Plzen. Si, por ejemplo, parece que Vinicius ha ganado la partida a Bale; que Casemiro va a ser titular, aunque Llorente esté en forma para los días decisivos, no está claro qué jugador va a ocupar la banda izquierda.

El choque de hoy tiene importancia, porque resolver la eliminatoria en la ida quitaría al Madrid un peso de encima para la vuelta, que se disputa después de los dos choques contra el Barcelona. Reguilón parece más preparado, más en forma que Marcelo, sin embargo, la sensación que permanece es que el Madrid no puede permitirse el lujo de que no juegue el brasileño. Necesita partidos para ponerse en forma y se espera que antes o después reaparezca.

Últimas noticias