MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

Sólo quedan Ramos y Busquets

El adiós de David Silva deja a la Selección de Luis Enrique con el capitán y el azulgrana como únicos supervivientes de la edad de oro del fútbol español

  • David Silva
    David Silva

Tiempo de lectura 4 min.

13 de agosto de 2018. 22:35h

Comentada
Mariano Ruiz Díez Madrid. 13/8/2018

ETIQUETAS

Mariano ruiz díez-

a «era Luis Enrique» en la Selección arranca el 8 de septiembre en Wembley ante Inglaterra y sigue tres días después con la visita de la subcampeona del mundo, Croacia, a Elche. Para esos dos partidos el nuevo seleccionador presume de una lista de 72 posibles internacionales que incluirá varias sorpresas. Entre los elegidos sólo podrá haber dos campeones del mundo: Sergio Ramos y Busquets. La renuncia de David Silva (8-1-1986, Mogán) al equipo nacional, dos días después de la confirmación del adiós de Gerard Piqué, supone un aldabonazo casi definitivo a la edad de oro del fútbol español. Silva estuvo en 2008 en la Eurocopa de Austria y Suiza, dos años después en el Mundial de Suráfrica y en la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania. Superó el centenar de internacionalidades, es el cuarto máximo goleador de la historia de la Roja y su último partido fue en los fatídicos octavos de final del pasado Mundial ante Rusia.

Silva debutó en la Selección después de otro fiasco en la Copa del Mundo. Fue en noviembre de 2006 en un amistoso en el Ramón de Carranza ante Rumanía. España había caído en octavos ante la Francia de Zidane y Luis Aragonés estaba al frente del equipo. Después de doce años como internacional, el centrocampista dice adiós con una emotiva carta donde recuerda que el equipo nacional se lo ha dado «todo» y le ha permitido crecer «como jugador y como persona» desde las categorías inferiores donde ya fue campeón de Europa sub'19 y subcampeón del mundo en la misma categoría.

«Me voy feliz por todo lo conseguido. He vivido y he soñado con un equipo que será recordado siempre y pongo fin a una etapa cargado de emoción por todos los momentos que me vienen a la memoria, como la figura de Luis Aragonés, un maestro al que nunca olvidaremos», afirma una de las piezas clave del Manchester City que entrena Pep Guardiola.

Silva también tuvo palabras de gratitud con quienes han sido sus compañeros en esta etapa y con todos los técnicos con los que ha trabajado, así como con los empleados de la Federación Española de Fútbol «que se vuelcan» en hacer la vida «más sencilla» a los futbolistas. La pasada temporada no fue sencilla para Silva. A pesar de ganar la Premier con el City, el nacimiento con tan solo seis meses de su hijo Mateo y los posteriores problemas de salud convirtieron el fútbol en algo secundario. El alta que recibió en el hospital cinco meses después de su nacimiento no le hizo cambiar de opinión sobre su futuro como internacional. Silva también agradece a su familia que haya sido su «sustento» durante estos años porque está convencido de que sin su ayuda nunca hubiera sido posible que formase parte de la «gran historia» del combinado nacional. El canario recordó a la afición, que «siempre»le brindó su apoyo y su respeto cuando vestía la camiseta de España.

El centrocampista reconoce que su decisión «no resulta fácil» después de «todo lo vivido» con la «Roja». «Han sido días y semanas de reflexión y análisis para tomar la decisión de terminar mi etapa en la Selección y sin duda es una de las elecciones más difíciles de mi carrera que comunico con agradecimiento y humildad», asegura. Sus últimos goles con España los consiguió con un doblete en noviembre de 2017, en un amistoso ante Costa Rica. Fue el máximo goleador de la «era Lopetegui» y ayer dijo adiós uno de los jugadores que lo ganó todo con España.

Últimas noticias