Fútbol

Mundial de Qatar 2022: Matty Cash, el Lorenzo Brown de Polonia

Nació en Inglaterra y va a jugar el campeonato con Polonia, país que visitó hace un año por primera vez. No sabe polaco, pero se ha ganado a la hinchada a base de fútbol y buen humor

Matty Cash sortea conos al lado de Lewandowski en un entrenamiento de Polonia
Matty Cash sortea conos al lado de Lewandowski en un entrenamiento de Polonia FOTO: Tolga Bozoglu EFE

«Estoy feliz estar aquí (sic)», dijo Lorenzo Brown en su presentación con la selección española de baloncesto. Y continuó: «I just wanna thank everybody for allowed me... (Solo quiero dar las gracias a todo el mundo por permitirme...)» El resto del discurso fue en inglés. Lorenzo Brown es estadounidense y no tiene arraigo con España, pero obtuvo la nacionalidad por vía exprés y se montó cierto lío. El base fue al Europeo y tuvo una actuación fantástica, decisiva para que el equipo de Scariolo se proclamara campeón de forma tan sorprendente como merecida. En la selección de fútbol de Polonia se vivió algo parecido con Matty Cash. El lateral derecho no sabe más polaco que Lorenzo Brown español, pero va a disputar el Mundial al lado de Lewandowski. Nació en Inglaterra, pero su madre tiene orígenes polacos, por una historia trágica de las muchas que dejó la Segunda Guerra Mundial y que contó «The Guardian», con el abuelo de Matty, que se llamaba Ryszard, y su familia, en un campo de concentración soviético en Siberia siendo un niño y con el bisabuelo fallecido en la contienda. Se les concedió la amnistía, dieron varias vueltas, vivieron en África y terminaron en Liverpool. Ryszard tenía 12 años, creció allí, conoció a su mujer, y nació Barbara, la madre de Matty Cash.

“Starman”, “jodida dinamita”

Rebuscando en esos orígenes, el defensa intentó jugar con Polonia, algo que no todo el mundo veía bien, como el ex jugador de la Juve y la leyenda del país Zbigniew Boniek, que además era presidente de la Federación Polaca (ahora es vicepresidente de la UEFA). Cash empezó a jugar en las categorías inferiores del Nottingham Forest, donde dejó un gran recuerdo. Los hinchas le hicieron una canción al ritmo de «Starman», de David Bowie, que venía a decir que hay un hombre venido de las estrellas que corre por la banda derecha y es «jodida dinamita». Pronto llamó la atención de los clubes de la Premier. En 2020 firmó por el Aston Villa y no tardó en destacar. Se reactivó la opción de jugar con Polonia, algo que tuvo detractores por todos lados. En Inglaterra coincide con una buena camada de laterales derechos, (Alexander Arnold y Kyle Walker), que le cerraban la puerta y decían que por eso quería ir con Polonia. En Polonia recelaban de él, como de Lorenzo Brown en España. Intervino hasta Andrzej Duda, presidente de la República, para la nacionalización justo hace un año. El 12 de noviembre de 2021 debutó contra Andorra. El 15 jugó en casa contra Hungría, en el Estadio Nacional de Varsovia. Era la primera vez que pisaba Polonia.

«Perdimos a mi abuelo hace seis años; definitivamente estaría muy orgulloso de verme representar a Polonia», dice Cash, que poco a poco se ha ido ganando el corazón de sus aficionados con buen fútbol y dando la vuelta a la situación con buen humor. Intentó poner algunos mensajes en Twitter en polaco y le acusaron de haber utilizado el traductor de Google. Falló de manera estrepitosa en un test sobre tradición polaca y cuando le dijeron si había probado el vodka, contestó que lo haría cuando se clasificaran para el Mundial de Qatar. Ganaron la repesca a Suecia y entonces puso un tuit con dos compañeros, Zielinski y Milik, diciendo que ahora sí le podían mandar vodka. Al día siguiente, mostró un gif de un gato con los ojos del revés con el mensaje: «El vodka es demasiado fuerte».

«El Cafú polaco», lo llaman. Y ya se ve alguna pancarta en las gradas del estadio del Aston Villa. Aunque no sabe polaco.