MENÚ
martes 12 noviembre 2019
02:20
Actualizado

Guido Migliozzi tumba a los españoles y acaba con el título bajo el brazo

No se contaba con él por aquello de la juventud, pero es bien sabido que el formato match play es caprichoso a más no poder y por ello mismo la suerte (pero también el saber jugarlo adecuadamente en los momentos clave) ha sido lo que le ha dado la victoria a Guido Migliozzi en este Belgian Knockout

  • Guido Migliozzi, besando el trofeo
    Guido Migliozzi, besando el trofeo

Tiempo de lectura 2 min.

03 de junio de 2019. 13:08h

Comentada
Golf Confidencial / @golfcom.  3/6/2019

ETIQUETAS

El joven italiano Guido Migliozzi, de tan solo 22 años, ya puede poner un nuevo título en sus vitrinas, el segundo del European Tour, esta vez en territorio centroeuropeo, en el Belgian Knockout. Y lo ha hecho siendo ‘’el tumbaespañoles’’, toda vez que eliminaba hasta a dos de los nuestros (Pedro Oriol y Adrián Otaegui).

Desde el sábado fue engullendo rivales, uno a uno. Primero, como decimos, eliminaba a Oriol gracias a tres golpes de diferencia, mientras que en 1/32 hacía lo propio con Otaegui (-3 contra +3). En la siguiente ronda, en 1/16, ya tuvo que apretar más los dientes para dejar fuera al escocés David Law, metiéndose así de lleno en la pelea del domingo.

En esta última jornada se enfrentaba en primer lugar a los cuartos de final, teniendo como rival a Bernd Wiesberger, uno de los grandes favoritos por trayectoria, veteranía y calidad, pero nada importó al italiano, quien dejaba fuera al austríaco con solo uno de diferencia en un duelo muy reñido. Empezó con bogey Wiesberger, mientras que en el hoyo 2 empataban ambos con birdie y en el 3 repetía actuación el italiano para ponerse dos arriba. Otro bogey más del veterano en el hoyo 4 al que seguía un birdie de su rival para prácticamente finiquitar la eliminatoria. Pero Wiesberger tiró de garra y terminó con dos birdies que metieron tal presión a su oponente que falló con bogey en el último para poner un poco más de emoción si cabe.

En semis se vio las caras con Ewen Ferguson, ante quien estuvo mucho más incisivo (Par vs. -3) y en la final, ante el local Darius Van Driel y contra el público, volvió a sacar un repertorio excelso de golpes para, con cuatro birdies y un bogey por dos birdies y tres bogeys de su rival, adjudicarse la cita.

Esta victoria le sirve para suceder a Adrián Otaegui, vencedor del pasado año en esta misma prueba.

Últimas noticias