MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
02:54
Actualizado

Recital holandés de birdies para el título de Van Dam

La golfista holandesa sorprendió a todas sus rivales con 26 bajo par y aventajó en 8 golpes al trío integrado por Caroline Masson, Selin Hyun y Caroline Hedwall, segundas clasificadas. Mención especial para la excelente última ronda de la golfista malagueña, 64 golpes, la mejor de todas las participantes

  • Anne Van Dam
    Anne Van Dam

Tiempo de lectura 4 min.

24 de septiembre de 2018. 13:45h

Comentada
Golf Confidencial / @golfcom.  24/9/2018

ETIQUETAS

Anne Van Dam ha ganado el Estrella Damm Mediterranean Ladies Open, el brillante resumen establecido mediante un sonoro pareado como reflejo del recital de birdies que ha conducido a la golfista holandesa a sumar su segundo triunfo profesional en el Circuito Europeo Femenino.

Veintiseis bajo par, con sensacionales rondas de 64, 64, 65 y una final, de remate de 65 para acaparar para sí un protagonismo exclusivo de principio a fin, excluyendo del brillo de los focos a las numerosas y cualificadas rivales que, a rebufo, intentaron sin éxito menoscabar sus acaparadoras intenciones de victoria.

Entre ellas, como parte distinguida del grupo de perseguidoras, adquirieron un papel estelar las españolas Azahara Muñoz y Carlota Ciganda, finalmente séptima y octava clasificadas, con vueltas finales de 64 y 68 golpes, una recopilación brillante en respuesta a su talento y esfuerzo pero en cualquier caso insuficiente ante quien convirtió su actuación en una monolítica demostración de eficacia.

Lastrada únicamente por un anecdótico bogey en el hoyo 4 de la primera jornada, Anne Van Dam atesoraba, por ejemplo, una renta de cinco golpes sobre la sueca Caroline Hedwall y nueve y doce sobre Ciganda y Muñoz al inicio del último día, un abismo que la holandesa, terca y obstinada, se encargó de mantener, cuando no de aumentar, ya en el hoyo 1, primer birdie de una serie de siete que adornaron su jornada final, menoscabada únicamente por un bogey en el 11 que, al igual que el de la primera jornada, se convirtió en mera anécdota.

Van Dam, extraordinaria, volvió a sumar aciertos de manera lenta pero pausada, un sistema tan eficaz como desquiciante para el resto de sus rivales, que tuvieron que plegarse ante la evidencia de que la holandesa, en estos cuatro días de estancia en el Club de Golf Terramar, estaba tocada por la varita de los dioses.

’’Ha sido increíble, nunca antes había jugado mejor. No sé qué decir, la verdad. He tenido mucha consistencia en todo momento, una seguridad extraordinaria, y me alegro porque es el resultado del trabajo de muchas personas que forman mi equipo. Ya gané un título en 2016, pero este es mucho más especial, mucho más importante para mí, por cómo se ha producido y por dónde se ha producido, ante jugadoras de enorme calidad’’, declaró antes de recordar emocionada, durante la entrega de premios, la figura de Celia Barquín.

Segundo triunfo para la holandesa dentro del Circuito Europeo Femenino Profesional tras ganar el Xiamen Internacional Open en 2016, en aquella ocasión con 17 bajo par. La europea, que pasa por ser la jugadora que más metros alcanza de media desde los tee de salida dentro del LET, está a punto de cumplir 23 años. Profesional del golf desde 2015, esa temporada se impuso en dos torneos del LET Access Series. En la presente temporada, además de esta victoria en el Estrella Damm Mediterranean Ladies Open, Anne Van Dam ha sido tercera en el Camberra Classic y cuarta en el Thailand Championship, poniendo de manifiesto la progresión de su juego.

Ni siquiera Azahara Muñoz y su extraordinario vendaval de juego constituyeron en la práctica alternativa real a pesar de que la malagueña, pletórica, ofreció una de esas actuaciones memorables que tanto admiran sus incondicionales.

Sus 64 golpes finales constituyeron el mejor registro de todas las participantes en la ronda final, honorífico premio que le catapultó hasta la séptima plaza, entre las mejores de la ‘’otra liga’’.

La alemana Caroline Masson, la sorprendente amateur coreana SeSelin Hyun la sueca Caroline Hedwall, empatadas en la segunda plaza a ocho golpes de la ganadora, también aportaron actuaciones dignas de elogio que les llevaron a la parte alta de la tabla.

Últimas noticias