Deportes

Unas pelotas de tenis ayudan a Marc Márquez a recuperarse de su visión doble

El piloto del Repsol Honda, ausente este fin de semana en el Gran Premio de Argentina, muestra en redes sociales cómo se ejercita para estar listo cuanto antes

Marc Márquez, en plena recuperación
Marc Márquez, en plena recuperación FOTO: Twitter

Mientras los pilotos del Mundial viajan a Argentina para disputar este fin de semana la tercera cita de la temporada, Marc Márquez se ha quedado en Madrid siguiendo el tratamiento conservador recetado por sus médicos para recuperarse de sus problemas de visión doble. El del Repsol Honda no va a poder estar en Termas de Río Hondo, pero se esfuerza para que le den luz verde para viajar el fin de semana del 10 de abril a Texas, a un circuito en el que ha ganado siete veces de ocho visitas.

Este miércoles quiso enseñar en sus redes sociales cómo trabaja para que la diplopia desaparezca y el nervio óptico que tiene tocado recupere la normalidad. Márquez colgó una foto en la que se le veía haciendo malabarismos con tres pelotas de tenis y él mismo explicaba para qué: “Ejercicios de coordinación, seguimos recuperando! Coordination exercises, we keep recovering!”.

A excepción de unos meses tras el final de la temporada pasada en los que estuvo en silencio en redes, el de Cervera suele informar de sus entrenamientos y avances de manera pública a sus seguidores. Estos días colgó una foto muy serio, en la que reconocía que no era un momento para la sonrisa, después de que se le reprodujera la visión doble y tuviese que volver a ponerse en manos de los médicos.

Y después publicó también una foto de una camilla justo antes de una sesión de fisioterapia, porque además de la vista, Marc no puede dejar de lado su tratamiento para el brazo derecho, que necesita muchos cuidados para que no le vuelva a dar problemas.

Últimamente está trabajando mucho más fuera de los circuitos que dentro y para centrarse bien en ese proceso ha decidido irse a vivir a Madrid y dejar Cervera, donde siempre ha estado muy cómodo. En Madrid están sus doctores y se ha trasladado junto a su hermano, con el que ya vivía hace tiempo.

Marc ha recibido buenas noticias esta semana en forma de diagnóstico del doctor Bernat Sánchez Dalmau, oftalmólogo del Hospital Clínic de Barcelona y que lleva personalmente el caso de Márquez. Tras una revisión parece que su lesión va mejorando y es más leve que la anterior ocasión, y aunque no puede estar en Argentina no está descartado para la cuarta cita del curso. “La segunda evaluación neuro-oftalmológica realizada al paciente Marc Márquez este pasado lunes ha mostrado una evolución muy favorable en la parálisis del cuarto nervio derecho afectado por la caída producida en el Gran Premio de Indonesia. La recuperación aún no es completa y Marc Márquez debe seguir la pauta terapéutica establecida con el tratamiento conservador”, decía el parte médico, que dejaba algo de optimismo entre tanta mala noticia.