MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
22:14
Actualizado
Espacio patrocinado por
Image

Marc, un mito centenario

Sólo leyendas como Agostini y Rossi superan los números de Márquez en sus cien primeras carreras en MotoGP

  • Marc, un mito centenario

Tiempo de lectura 2 min.

10 de agosto de 2018. 23:57h

Comentada
José Manuel Martín 10/8/2018

ETIQUETAS

Márquez se le han pasado volando sus primeras cien apariciones en MotoGP. «Cómo corre el tiempo», decía en Brno hace una semana, el momento y el lugar en el que se convirtió en centenario de la categoría reina. Un periodo de cinco años y medio muy bien aprovechado por parte del número 93, que presenta unos números sólo superados por, con su permiso, los dos más grandes mitos de la historia del motociclismo. Sólo Agostini y Rossi abusaron más que Marc de sus rivales en sus cien primeras carreras en la élite, aunque desempolvando un poco los libros antiguos, queda claro que eran épocas distintas y quizá tenían menos competencia de la que ahora tiene el español.

Para el gran Giacomo era lo normal ganar todas las citas de un mismo año y, con todo el respeto a la legión de seguidores de Valentino, seguramente en el comienzo de su etapa en 500 y MotoGP, la parrilla no estaba precisamente repleta de grandísimos campeones. Más allá de comparaciones imposibles y desvirtuadas por los avances mecánicos y de pilotaje, los número de Márquez confirman su dominio apabullante en el universo de las motos grandes. Son 40 victorias sobre cien, 71 podios y cuatro títulos mundiales con un quinto que tiene más que encarrilado a falta de nueve hojas del calendario por arrancar. Rossi no ha podido ganar desde que él llegó y en realidad sólo Lorenzo pudo aprovechar ese año 2015 en el que el propio número 93 reconoce que cometió errores que le han servido para aprender. Lloró de rabia por su agria polémica con Valentino, pero aquel trampolín está muy cerca de llevarle a tres coronas mundiales consecutivas. Su dinastía va para largo, además de haber transformado la forma de pilotar con sus continuas evoluciones. Dicen los que le conocen que siempre se inventa algo nuevo. Él fue el primero que puso los codos sobre el asfalto y nadie es capaz de salvar esas caídas que parecen inevitables.

Este fin de semana en Austria completará su Gran Premio número 101, en lo que parece un duelo entre las Ducati, ideales para las rectas largas del Red Bull Ring, y él, empeñado en ganar a las máquinas italianas en su territorio. Ya el año pasado casi lo consigue.

Últimas noticias