Deportes

Feliciano López, el azote más radical de Irene Montero

El tenista español está siendo muy crítico con la ministra de Igualdad y sus decisiones. También con los socios independentistas del Gobierno

Feliciano López, muy crítico con el Irene Montero y el Gobierno
Feliciano López, muy crítico con el Irene Montero y el Gobierno FOTO: Gustavo Valiente Europa Press

Fue durante la pandemia y su confinamiento cuando muchos deportistas españoles se descubrieron como oposición política al Gobierno y a las decisiones que estaba tomando el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez. Alfonso Reyes, Pepe Reina, Roberto Soldado eran de los más activos. Y también el tenista Feliciano López. Con el paso del tiempo las críticas se apaciguaron porque la situación se normalizó y también porque los deportistas decidieron que no les salía a cuenta crear tanta polémica en las redes sociales, tan lejos de su trabajo.

Sin embargo, no todos dejaron de hacerlo. Feliciano López ha recuperado estos días su actividad más política, muy enfadado con algunas decisiones de Irene Montero, la ministra de Igualdad, con la que tiene muchas diferencias.

Como su ministerio fichó a una serie de asesores imputados, el tenista español escribió “El Ministerio de Caridad”, en referencia a que era contrataciones basadas más en amistad que en profesionalidad.

No acaba ahí su batalla. Irene Montero defendió a Alberto Rodríguez, con su vehemencia habitual, como si no fuera ministra del Gobierno “No hay un solo argumento legal que permita retirar la condición de diputado en base a la sentencia del TS. Lo explicaron con claridad los letrados del Congreso. Detrás está la reacción judicial y política más profunda. Es un asalto a la democracia”, escribió sin matices.

Feliciano López respondió con rapidez: “No le corresponde escribir tweets fomentando el odio y poniendo en duda nuestro Estado de derecho,recuerde que usted preside el Ministerio de la Caridad. Está usted a tiempo de ficharle y así ya serían 4 almas caritativas trabajando por y para los demás”, escribió con ironía.

El tenista está muy enfadado porque exceptuando una felicitación a Paula Badosa, sus últimos mensajes son políticos, muy irónicos. “He leído y escuchado recientemente que en breve abren una escuela de comprensión lectora en el Congreso de los http://Diputados. No parece una mala idea”, escribía.

Sabe que con mensajes así se mete en charchos y polémicas casi siempre estériles:”Tampoco sería mala idea q los tenistas q defiendan a España sea por ser buenos ,no por ser rubios con pelo largo .Tu “intentas” burlarte de una ministra votada por millones . Pero en tu terreno q es el tenis , Quién te hubiera votado ? Acumulas más fracasos q éxitos”, le responde uno de sus seguidores.

Irene Montero es su objetivo principal, pero no le gustan nada los otros aliados del Gobierno de Sánchez. El domingo lamentaba el encuentro entre Junqueras y Otegi en la manifestación por los presos terroristas. “Muchos españoles se despiertan hoy con esta foto. NO puede empezar un domingo de peor manera·, escribía encima de una foto de ambos abrazándose.

Aunque tiene críticos, también goza de muchos seguidores a favor. “Gracias D. Feliciano, por hacer de altavoz al mundo, sobre la gravedad de lo que sucede en España. Algunos llaman democracia a mantener a criminales en el poder. Esta degeneración social, política, económica y moral, esta anomalía está amparada por el PSOE y UP. Asco es poco”, les escribía una de ellas para agradecerle que ponga voz a lo que piensan algunos.