Truekeling, la alternativa financiera para los negocios

Se trata de una plataforma española pionera que permite realizar transacciones comerciales entre empresas en forma de trueque a través de su «marketplace»

El trueque es una práctica que se utiliza desde el periodo neolítico, hace aproximadamente 10.000 años, con la aparición de la sociedad agricultora-ganadera. Este tipo de transacción recurre al intercambio de bienes materiales o de servicios por otros objetos o servicios y, aunque parezca cosa del pasado, en pleno siglo XXI multitud de empresas y autónomos de todo el mundo utilizan este método en sus transacciones comerciales entre empresas (B2B) para dar salida a sus «stocks», ahorrar costes o lograr nuevos clientes y servicios frente a la nueva recesión económica que amenaza la economía mundial, donde la dificultad de acceso a financiación, los problemas de liquidez y la falta de recursos, serán algunas de las principales dificultades a las que se enfrentarán la mayoría de los autónomos y pymes de nuestro país.

Para hacer frente a esta problemática nace Truekeling, una empresa española que ha creado un sistema de financiación que permite realizar transacciones a través de su servicio de «marketplace». Mariano Fernández, director ejecutivo de Truekeling, explica que «esta comunidad permite relanzar proyectos cuando no cuentan con una financiación externa, pero requieren servicios para sacar ese negocio o esa idea adelante, realizamos un estudio para dotarles de una línea inicial de saldo con la misión de potenciar ese tipo de negocios, para que puedan no solo consumir servicios sino que también empiecen a hacer sus primeras ventas y dar visibilidad a su producto».

Ventajas

Gracias a esta comunidad, las empresas podrán asegurar el cobro de los productos y servicios que se entregan, además de reducir costes y mejorar la liquidez gracias a un saldo interno que se emplea como medio de pago y que permite comprar y vender sin necesidad de recurrir al capital de la empresa. «Hemos perdido un poco esa perspectiva donde el valor de producto o servicio está por encima del valor del dinero, en este caso los que lo han sufrido suelen ser pymes, micropymes, autónomos... que son esa economía del día a día donde cuesta mucho generar beneficios y sostenerse», confiesa Fernández, a lo que añade: «Nosotros lo que proponemos es la oportunidad de dar a conocer los servicios que ofrecen, pero a la vez adquirir un bien que les permita utilizarlo dentro de una red y, por otra parte, flexibilizar todo lo que tenga que ver con dinero para ciertos pagos que son obligatorios». Así pues, la comunidad permite efectuar una parte del pago en euros, 40% como máximo, y el resto con el saldo de la comunidad.

Truekeling es una empresa pionera en nuestro país que ha sabido adaptarse a los tiempos actuales y ofrece posibilidades y recursos que difícilmente podremos obtener de otras fuentes. Su director ejecutivo confiesa que «estamos sufriendo otra desaceleración económica y este sistema permite a los negocios sostenerse económicamente y seguir funcionando. En un momento dado todo el mundo va a buscar liquidez y esta herramienta permite no utilizar el propio capital, sino que solamente debemos prestar el producto al servicio de una red». Además, la comunidad pone a disposición de los usuarios un equipo de personas, llamadas «account managers», cuya labor es ayudar a gestionar sus relaciones comerciales, orientándolos y buscando para ellos oportunidades dentro de la red. «Siempre estamos en contacto con nuestros clientes y, en función de sus necesidades, nosotros leRes conectamos dentro de la red y si no existe lo que el cliente busca, lo miramos fuera para poder añadirlo a nuestra comunidad», comenta Fernández. Formar parte de esta comunidad que no para de crecer es muy sencillo, «el único requisito es ser autónomo o una pyme y, en tan solo tres pasos y tras comprobar que existe un servicio o producto, comenzará a formar parte de la congregación». Además, pertenecer a Truekeling no conlleva coste ni permanencia, solo hay que pagar un pequeño porcentaje por cada transacción que se haga. Este modelo de negocio, tan beneficioso para los emprendedores y «start-ups», ya ha captado la atención de otros países europeos.«Tenemos planes para poder replicar este modelo a otros países y poderlo hacer extensible.

Expansión

Ayer mismo tuve una reunión con una empresa que estaba muy interesada en llevar nuestro modelo a Italia ya que podría solucionar muchas cosas», explica. Además de su expansión a Europa, Truekeling mantiene igualmente relaciones con varios ayuntamientos españoles. «También nos estamos centrando en zonas locales en las cuales el trueque se sigue dando de una manera oficiosa donde, de alguna manera, podemos darles un escenario para que puedan hacer este tipo de operaciones». Ayuntamientos como el del municipio madrileño de Moralzarzal ya han habilitado una plataforma que permite el trueque entre vecinos para potenciar su economía. «En unas semanas tendremos una reunión con ellos pues les interesa nuestro modelo B2B para también estimular la economía de las empresas», finaliza.