Coronavirus

El porcentaje de altas de los autónomos en la Seguridad Social triplica a los del Régimen General

Sumaron una subida del 0,76% frente a un 0,38% de los trabajadores por cuenta ajena. El RETA ganó 24.345 ocupados

Los autónomos recuperan afiliación al RETA
Los autónomos recuperan afiliación al RETA

La Seguridad Social ganó en junio una media de 68.208 cotizantes respecto al mes de mayo, su menor incremento en este mes desde 2015, lo que situó el número total de ocupados en 18.624.337, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Este es el segundo mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media tras el desplome provocado por la pandemia del Covid-19 en marzo (-243.469 afiliados) y abril (-548.093). En mayo, la afiliación media subió en cerca de 97.500 personas. Uno de los sectores destacados en esta recuperación es el de los autónomos. El ritmo de crecimiento mensual de su afiliación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) triplicó en junio porcentualmente al del Régimen General, un 0,76% frente a un 0,38%, respectivamente, y ganó 24.345 ocupados (+0,7%). eso es una subida mensual tres veces mayor que en junio de 2019 -cuando el incremento fue de 8.745 personas-. Sin embargo, el Régimen de Autónomos sigue con signo negativo respecto a número de afiliaciones totales respecto a junio de 2019, ya que resta 41.348 autónomos (-1,2%).

En el sexto mes del año, los sectores de la hostelería y el comercio fueron los que más altas aportaron, con 6.521 y 5.091 ocupados, respectivamente, después del castigo que sufrieron en los meses previos por la pandemia del coronavirus. Asimismo, la construcción sumó 3.801 autónomos más a la Seguridad Social en junio, mientras que la industria incorporó 584 cotizantes por cuenta propia y la educación, 136.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, calificó como “aceptables” estos datos y alertó de que “otoño va a ser muy duro”. En un comunicado, ATA aseguró que “los datos de paro y afiliación en junio constatan la reactivación de autónomos y empresas tras meses de cese de actividad por el confinamiento. Son datos aceptables, aunque lamentablemente la activación no viene acompañada por la demanda en muchas actividades”. Amor reconoce que “los datos de junio son buenos”, aunque advierte de que “desde julio se iniciará la pérdida de autónomos: será una sangría”. Según su análisis de los datos del desempleo, en junio “se activaron las empresas en la desescalada, pero a partir del 15 de junio el empleo o se ha mantenido o incluso ha descendido, algo no habitual en estas épocas del año, que nos marca una tendencia preocupante”.

Por su parte, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, ha subrayado que estos “buenos datos” se deben a la estacionalidad y reflejan la efectividad de la ampliación del periodo en el cese ordinario de actividad, “que ha servido para tranquilizar a todos aquellos autónomos que tenían en mente abandonar su actividad económica”. Abad cree que “el cese de actividad ordinario es un buen sistema, al menos hasta septiembre, para que continúen sin temor a tener una excesiva fragilidad económica”.

La secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae), María José Landaburu, aseguró que detrás de las cifras de paro de junio está “la paulatina recuperación de actividad económica y ahora, que el reto es la recuperación total y la reconstrucción económica y social, debe resolverse la situación de vulnerabilidad y desprotección estructural que tiene el colectivo de autónomos”.