La falacia de que los grandes fondos controlan el mercado del alquiler

Las socimi sólo controlar el 1% del stock de viviendas principales en régimen de arrendamiento. según un informe del Banco de España

Existe la teoría entre algunos sectores sociales y partidos políticos como Podemos de que el precio de los alquileres en España se ha disparado en los últimos años porque el mercado ha sido secuestrado por grandes fondos de inversión preocupados por extraer hasta el último céntimo de los inquilinos que de proporcionar soluciones al problema de la vivienda. Que los precios se han disparado es un hecho estadísticamente demostrado. Que los grandes fondos sean los culpables ya es algo más cuestionable con los mismos datos en la mano. Según el Banco de España, las socimi, las sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario a través de las que invierten muchos de estos fondos, controlan una parte residual del mercado del alquiler español.

El informe “Evolución reciente de las socimis en España” destaca el elevado peso del segmento no residencial en el balance de estas compañías. Según sus datos, a finales de 2019 un 82% de la cartera de las socimi españolas estaba invertido en hoteles, oficinas, locales, centros comerciales y centros logísticos. En cambio, la inversión de estas sociedades en viviendas solo representaba el 11,2% de sus activos, esto es, 5.800 millones de euros de un total de 46.000 millones de euros. Esta inversión únicamente suponía el 0,1% del parque estimado de viviendas propiedad de las familias y alrededor del 1% del stock de viviendas principales en régimen de alquiler, según destaca el trabajo realizado por Víctor García-Vaquero e Irene Roibás, de la Dirección General de Economía y Estadística del Banco de España.

Para la institución que dirige Pablo Hernández de Cos las socimi no sólo no son un problema sino que forman parte de la solución para resolver el problema de los precios del alquiler en España. El estudio asegura que una consolidación en los próximos años del peso del residencial en el negocio de las socimi “podría favorecer un aumento” de la oferta de vivienda en alquiler y “contribuir a atenuar” las subidas de precios. Para el mercado del alquiler, que está asociado a un fuerte aumento de la demanda, esta circunstancia sería especialmente positiva en las grandes áreas metropolitanas, concluye el informe.

Más interés por la vivienda

Aunque la mayor preferencia de las socimi que operan en España por el mercado no residencial es habitual en todos los países en las que existen este tipo de sociedades, en los últimos años estas compañías han mostrado mayor interés por este segmento “en un contexto de fuerte aumento de la demanda de viviendas en alquiler”, añade el estudio.

El Banco de España asegura también en su análisis que las socimi constituyen una buena oportunidad para inversores minoristas. En su opinión, presentan algunas ventajas para este grupo frente a la inversión directa en inmuebles, en términos de diversificación de riesgos (por la posibilidad de invertir en carteras con distintos inmuebles), profesionalización de la gestión y escalabilidad. De momento, sin embargo, estas entidades están controladas fundamentalmente por grupos familiares en el caso de las de menor tamaño; y por fondos de inversión y de pensiones en el caso de las más grandes -existen cinco importantes compañías que controlan el 65% de todos los activos-.