“Hackeo” al SEPE: entre 80.000 y 90.000 personas no cobrarán el paro de marzo pese a las promesas de Trabajo

Según CSIF, es todo un atrevimiento afirmar que “la mayoría de las personas que están esperando o que tienen derecho a prestación cobrarán entre hoy y mañana”, tal y como ha hecho el secretario de Empleo y Economía Social

Varias personas en una oficina del SEPE (antiguo INEM), en Valencia
Varias personas en una oficina del SEPE (antiguo INEM), en ValenciaRober Solsona Europa Press

“La mayoría de las personas que están esperando o que tienen derecho a prestación (por desempleo) cobrarán entre hoy y mañana”, en función de la dinámica de los bancos, aseguró este martes el secretario de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, durante la rueda de prensa convocada para explicar los datos de paro de marzo, cuando el número de parados se redujo en 59.149 personas, hasta los 3,94 millones de desempleados. No obstante, aunque Joaquín Pérez Rey haya afirmado que el ciberataque sufrido por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que paralizó su operativa web, no afectará al pago de las prestaciones de paro, los sindicatos ven, cuando menos, osada esta afirmación.

Retrasos

Para CSIF, el sindicato mayoritario en el SEPE, es todo un atrevimiento hacer esta aseveración “cuando hay personas que debería haber cobrado este mes y no lo han hecho”. Una dinámica de retrasos que se viene produciendo desde varios meses atrás debido al colapso que sufre el organismo y que, previsiblemente, también se producirá en marzo, el mes del ciberataque. “Es un hecho incuestionable que personas que han solicitado su prestación con anterioridad al cierre de la nómina de marzo no van a cobrar este mes”, apuntan fuentes del sindicato a LA RAZÓN. Según sus estimaciones, entre 80.000 y 90.000 personas se van a quedar sin cobrar la prestación este mes de abril.

Las tajantes afirmaciones del secretario de Empleo y Economía Social también contrastan con las previsiones que hicieron otros sindicatos. Aunque a finales de marzo se logró recuperar buena parte de las funciones de la web como la cita previa, la presolicitud, el envío de los certificados de empresa y el envío de los periodos de actividad, el impacto del ciberataque se hizo notar en la gestión. “En algunos casos hay gente que no cobrará hasta mayo”, previó Josetxo Gándara, representante sindical de Comisiones Obreras en la Administración General del Estado (AGE).

Además, para aquellos que no tuvieron los medios o la forma de registrar su desempleo vía online y pidieron cita previa presencial, hay que tener en cuenta que estas citas, en la mayoría de casos, se dan con un mes o más de plazo, por lo que los usuarios que están siendo atendidos ahora son personas que se quedaron sin trabajo hace ya uno o varios meses.

Afirmación precipitada

No sólo no habrá ningún retraso sino que el SEPE evacuó ayer ya, el primer día hábil del mes de abril después de las vacaciones de Semana Santa, todos los datos a las entidades financieras”, insistió Joaquín Pérez Rey. “Es cierto que se están empezando a liberar los pagos hacia las entidades bancarias, pero decir ahora mismo que todo el mundo va a cobrar es un poco precipitado, porque es a partir de hoy cuando se están empezando a abonar las nóminas de desempleo”, dicen en este sentido desde CSIF. “En un par de días o tres sabremos si todo el mundo ha cobrado, o como decimos nosotros, desgraciadamente no todos lo harán este mes”, añaden.

Junto a sus positivas previsiones, el secretario de Empleo y Economía Social también remarcó que “el programa de nóminas y de pago de prestaciones del SEPE no se va a haber influido en absoluto por el ataque informático”. Sin embargo, para CSIF, “si el SEPE ya llevaba un retraso antes de producirse el ciberataque, por muchas horas extra que hayan hecho los trabajadores, se va a notar”. En concreto, el Secretario afirmó que la plantilla del SEPE “ha hecho más de 19.000 horas extraordinarias para recuperar el ritmo de funcionamiento habitual”, enmarcadas dentro un plan de choque, lo que ha permitido que las oficinas hayan recuperado ya la “dinámica habitual”.

No ha habido problemas de registro

Por otro lado, y a preguntas específicas de si los problemas operativos pueden haber sesgado el descenso de los desempleados por dificultades para inscribirse, lo negó de forma tajante. “Sí, descartamos cualquier incidencia en el sistema de cómputo del paro registrado. Las bases de datos han funcionado absolutamente con integridad”, aseguró, gracias a que el ciberataque “no ha supuesto la pérdida de ningún dato”. Según el secretario de Estado, el SEPE disponía de “todo tipo de instrumentos de ‘backup’ y de recuperación de datos”, de forma que “la integridad de las bases de datos no tiene ningún problema” y el paro registrado “no se ha visto afectado de ninguna forma por la incidencia de este ataque informático”.

Además, apuntó que la base de datos se ha cruzado “con completa normalidad” con otras instituciones como la Seguridad Social o como las propias universidades, lo que redunda en que los resultados “gozan de la absoluta integridad y no se han visto afectados en ningún momento por el ataque informático”.