Nueva York demanda a las grandes petroleras por “engaño climático”

El alcalde neoyorquino, a Exxon Mobil, Shell y BP: “Nos vemos en los tribunales, ese es mi mensaje por el Día de la Tierra”

A man sits on a chair as people walk on Park Avenue that was closed to vehicular traffic during the outbreak of coronavirus disease (COVID-19), in the Manhattan borough of New York City
Un hombre descansa en una Park Avenue cerrada al tráficoCARLO ALLEGRIReuters

La ciudad de Nueva York denunció este jueves, coincidiendo con el Día de la Tierra, a las petroleras Exxon Mobil, Shell y BP, y a la patronal estadounidense, American Petroleum Institute, por infringir su regulación local a través de “publicidad falsa” y prácticas “engañosas”, que tildó de “lavado de imagen verde”. La demanda, interpuesta en la Corte Suprema del estado de Nueva York, se produce tres semanas después de que un tribunal federal de apelaciones desestimara un caso presentado en 2018 por la administración de la Gran Manzana para responsabilizar a las grandes petroleras del coste derivado del calentamiento global por la emisión de gases de efecto invernadero.

El alcalde neoyorquino, el demócrata Bill de Blasio, dijo en un comunicado que hará lo que esté en su “poder” por “frenar el cambio climático”: “Eso significa enfrentarse a algunas de las corporaciones más contaminantes por publicidad falsa y “greenwashing”, en violación directa de nuestras Leyes de Protección al Consumidor”, explicó. “Mi mensaje por el Día de la Tierra para el ‘Big Oil’: nos vemos en los juzgados”, agregó.

El principal consejero legal de la ciudad de Nueva York, James Johnson, señaló que esas empresas y la patronal “han gastado millones para persuadir a los consumidores de que presentan una opción limpia y verde”, que están haciendo inversiones para “proteger el medio ambiente” y que intentan “reducir el consumo de combustibles fósiles”, pero descartó que sea así.

En la demanda, la administración local argumenta que las promociones de las entidades acusadas posicionan sus productos como “beneficiosos pata abordar el cambio climático”, pero son “falsas y engañosas porque no divulgan los impactos desastrosos asociados al uso” de los combustibles fósiles.

“A través de sus agresivas y múltiples campañas de lavado de imagen verde dirigidas a los consumidores de NYC, las acusadas han mostrado una imagen falsa de sí mismas, y de la industria del petróleo y el gas, como líderes corporativas en la lucha contra el calentamiento global, con lo que pueden vender más productos” si se les percibe “medioambientamente responsables”.

De Blasio, en su rueda de prensa diaria, dijo que la industria de los combustibles fósiles ha “lavado el cerebro” a la sociedad durante décadas y abogó por alejarse de estas energías, apostando por otras más limpias como la geotérmica, la de hidrógeno o la solar, entre otras.