Números 900, 901, 902, 800... ¿Cuánto cuesta llamar a cada uno?

Llamar desde un teléfono móvil puede suponer una mayor penalización. Las compañías que ofrecen servicios básicos al consumidor tienen prohibido usar los 902 para atención al cliente

El INE seguirá la pista de los móviles de los españoles para obtener información sobre la movilidad de los ciudadanos
Una mujer habla a través de su móvilEduardo Parra Europa Press

El enfado ante un mal servicio, la necesidad de reclamar ciertas cantidades o simplemente una consulta pueden conducirnos a un número de pago. La enorme variedad de prefijos que hay en circulación pueden confundirnos y hacernos pensar que algunos son gratuitos erróneamente. Por ejemplo, mientras que “algunos usuarios le tienen miedo a los 902″, otros “creen que son números gratuitos” y “pocos consumidores saben qué significa que un número de teléfono empiece por 806″, señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Para poner fin a este desconocimiento y evitar sorpresas desagradables en la factura, OCU aclara el coste de las diferentes numeraciones.

Llamar a un número 800 y 900

Estos números de teléfono son gratuitos, ya que quien paga es quien recibe la llamada. OCU advierte que estos teléfonos pueden dar fallos si, por ejemplo, una empresa solo ofrece servicio en una comunidad y usted llama a su número 900 desde fuera.

Lamar a un 901

Estos números son habitualmente utilizados por la Administración pública y su coste es compartido: una parte la paga el consumidor (el importe que originalmente equivalía al coste de una llamada local) y la otra el titular de la línea. “El problema es que las tarifas a los 901 se han congelado o, incluso, han subido, mientras que el resto de las llamadas se han abaratado mucho en los últimos años o están incluidas en bonos o tarifas planas”, advierte OCU. Por ello, hay que llevar especial cuidado al llamar a estos números, ya que su coste puede dispararse, especialmente, si llama desde un móvil.

Estos son los costes de una llamada de 5 minutos a un 901 en distintas compañías:

Movistar: 0,34 euros desde fijo y móvil.

Vodafone: 0,36 euros desde el fijo y 2 euros desde el móvil.

Orange: 0,3 euros desde el fijo y 2 euros desde el móvil.

Yoigo: 1,98 euros desde el fijo y 2,11 euros desde el móvil.

MásMóvil: 1,98 euros desde el fijo y 2,11 euros desde el móvil.

Digi: 0,22 euros desde fijo y móvil.

Llamar a un 902

Marcar este prefijo implica que el coste íntegro de la llamada recae sobre el consumidor. Sin embargo, desde diciembre de 2020 está prohibido que las empresas de servicios básicos (energía, agua, financieros, seguros, transportes sanitarios…) utilicen estos números para ofrecer atención al cliente. De esta manera, deben utilizar ahora los 800 y 900 en lugar de los 901 y 902.

Para que los usuarios se hagan una idea, una llamada de solo 5 minutos cuesta en torno a 3 euros desde un móvil y más de 1 euro desde la red fija. De nuevo, MásMóvil (3,27 euros desde un fijo y 3,37 desde un móvil) y Yoigo (3,27 euros desde un fijo y 3,71 desde un móvil) destacan por sus elevadas tarifas y Digi por ofrecer los precios más económicos (1,33 euros para fijo y móvil). Estos precios pueden conllevar que al llamar para hacer una reclamación, el coste de la llamada sea más elevado de lo que originalmente reclamaba, recuerda OCU.

Llamar a los 803, 806, 807 y 905

Estos números se suelen usar para prestar un servicio durante la llamada, por lo que su coste suele ser muy elevado, y el beneficio va destinado a la compañía telefónica y a la empresa que presta el servicio. OCU explica para qué se usan cada uno de ellos.

  • 803: servicios para adultos.
  • 806: entretenimiento (tarot, juegos…).
  • 807: servicios profesionales (médicos, asesoría...).
  • 905: televoto (se paga un importe fijo por llamada).

Al llamar a estos números también hay que tener en cuenta la cuarta cifra. OCU explica que cuanto mayor sea la cuarta cifra de estos números de teléfono más pagará el consumidor por el servicio prestado. En concreto, si la cuarta cifra es un 0 o un 1, las llamadas desde el móvil no podrán tener un precio superior a 0,65 euros por minuto; mientras que si es superior a 6 cada minuto costará desde 1,3 euros en adelante. El límite lo pone la empresa, por lo que su coste puede ser desorbitado.

Llamar al 118

Los números que empiezan por 118 se usan como guía telefónica. No obstante, su coste es tan elevado que es mejor evitarlos a toda costa e indagar en Google hasta encontrar lo que buscamos. LA CNCM publicó un informe en el que detallaba que el precio medio de una llamada de 1 minuto a estos números era de 5,56 euros (oscilando entre 1,88 euros y 11,92 euros). Además, esta numeración permite ofrecer “progresión de llamada”, advierte OCU, es decir, en lugar de darle el número por el que consulta, se ofrecerán a hacer la llamada por usted. Esto implica que mientras realizan la llamada le seguirán cobrando como si estuviese hablando con el 118 y el resultado a pagar puede ser catastrófico.

Tras muchas reivindicaciones se han conseguido pequeños avances para poner coto a sus costes: una locución previa más clara informando del precio, limitación de la llamada a 10 minutos, las tarifas serán sin establecimiento de llamada y, si el precio para la progresión de llamada supera los 2,5 euros por minuto, será necesario la petición formal y expresa del usuario.