Andalucía

La huelga del metal en Cádiz endurece sus protestas un día antes de sentarse a negociar

Los trabajadores gaditanos recrudecen sus acciones para forzar una salida definitiva

El conflicto del metal en Cádiz vivió ayer una de sus jornadas más violentas, horas antes de que ambas partes, sindicatos y patronal, se sienten por cuarta vez una mesa de negociación, que debería ser la definitiva.

Tanto los trabajadores –cansados y preocupados tras ocho de días de paros–, como los empresarios –que suman innumerables pérdidas económicas por la paralización de la actividad– no quieren seguir viviendo esta situación y buscarán hoy «hasta la hora que sea» una salida negociada, «siempre que no signifique aceptar condiciones que sean imposibles de aceptar», manifestaron a LA RAZÓN fuentes de la negociación.

Para calentar esta mesa, los sindicatos organizaron ayer una manifestación que contó con la participación de unas 5.000 personas, según los sindicatos, y 1.500, según la Policía, que terminó en graves disturbios cuando una parte de la protesta se ha escindido del recorrido para causar destrozos en el mobiliario urbano. Una persona fue detenida en los enfrentamientos, en los que la Policía ha usado gases lacrimógenos y balas de goma para impedir actuaciones violentas.

Disturbios en la manifestación de apoyo a los trabajadores del metal de Cádiz
Disturbios en la manifestación de apoyo a los trabajadores del metal de Cádiz FOTO: Román Ríos EFE

Precisamente, a cuenta de la actuación policial, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, llamó el lunes al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para pedirle la retirada de la tanqueta utilizada por la Policía en las protestas de los huelguistas de Cádiz, con el argumento de que los manifestantes «no son delincuentes», sino que están «legítimamente defendiendo sus derechos. Estamos hablando de derechos fundamentales», recalcó.

Las críticas de varios diputados de Podemos por el uso de ese vehículo se han repetido en el Congreso durante el debate de los Presupuestos Generales del Estado mientras en la manifestación de apoyo a la huelga convocada en Cádiz se han producían duros enfrentamientos entre manifestantes y Policía. «Señor ministro Marlaska, saque las tanquetas de las calles de Cádiz, siempre se las puede devolver a la ministra de Defensa», ha manifestado el presidente del grupo confederal de Unidas Podemos, Jaume Asens, en el pleno del Congreso. La Policía ha desmentido que haya utilizado el polémico blindado, «solo estaba por si hubiera hecho falta».