Bruselas asegura que Lufthansa no tiene motivos para realizar “vuelos fantasma”

Asegura que la normativa de “slots” es lo suficientemente flexible para proteger a las compañías y no introducirá cambios

Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort
Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort FOTO: Kai Pfaffenbach REUTERS

La Comisión Europea no realizará cambios en su normativa de “slots”, ya que considera que ésta es lo suficientemente flexible y evita los conocidos como “vuelos fantasma”, aquellos trayectos sin pasajeros que las aerolíneas se vieron obligadas a realizar a principios de la pandemia para no perder sus derechos de vuelo. “Para la Comisión, los vuelos vacíos son malos para la economía y el medioambiente y por eso ha tomado medidas desde el inicio de la pandemia”, ha asegurado este jueves el portavoz de Transporte de la Comisión Europea, Stefan de Keersmaecker, en respuesta a las acusaciones realizadas por la aerolínea alemana Lufthansa y su filial belga Brussels Airlines, que asegura que tendrá que operar 18.000 “vuelos fantasma” en invierno para no perder sus “slots” por la caída de la demanda.

En circunstancia normales, las aerolíneas del espacio europeo deben utilizar el 80% de los derechos de vuelo asignados para poder mantener al año siguiente las mismas franjas horarias, “slots” tal y como se denominan en la jerga del sector. Ante la caída en picado de los vuelos durante los primeros meses de la pandemia, las compañías aéreas se vieron obligadas a programar vuelos sin pasajeros, con las consiguientes pérdidas económicas y repercusiones para el medioambiente.

Al poco de estallar la pandemia, el Ejecutivo comunitario redujo este porcentaje al 50% y, además, introdujo una cláusula de flexibilidad que permite la cancelación de hasta el 100% de los vuelos en determinadas rutas si una nueva variante volvía a imponer severas restricciones a los desplazamientos. Según explican fuentes diplomáticas, una vez finalizan estas limitaciones, las compañías tienen hasta seis semanas adicionales para poder adaptarse a la situación y que los pasajeros vuelvan a reservar vuelos. Estas mismas fuentes aseguran que esta clausula de flexibilidad se ha utilizado en rutas de Austria, Holanda, Suiza y Reino Unido además de otros países como China, Marruecos, Israel, Japón, Canadá y Turquía.

A pesar de las quejas de Lufthansa, Bruselas espera un aumento de los vuelos este invierno respecto a 2022 y por eso espera elevar al 64% el porcentaje de slots desde el 50% actual a partir del 28 de marzo, cuando da comienzo la temporada veraniega. Fuentes diplomáticas no ocultan el malestar respecto a las acusaciones de la aerolínea alemana y creen que estas declaraciones sólo persiguen cambios en su política comercial para operar con menos vuelos y más pasajeros en las aeronaves.