Mahou logra récord de ventas y no subirá el precio de la cerveza... de momento

La compañía tratará de aguantar “mientras pueda” la subida de costes. Cierra 2021 con un récord de ventas de 1.472 millones de euros, si bien su beneficio se resiente por sus ayudas a la hostelería

Mahou San Miguel destinó 185 millones a apoyar a la hostelería el año pasado
Mahou San Miguel destinó 185 millones a apoyar a la hostelería el año pasado FOTO: MAHOU SAN MIGUEL MAHOU SAN MIGUEL

La cerveza mantendrá su precio mientras la inflación lo permita. Esa es la intención que tiene al menos de una de las principales compañías del sector del país, Mahou San Miguel. Su director general, Alberto Rodríguez-Toquero, ha explicado hoy que aunque sus ventas están creciendo este año a doble dígito “los costes están subiendo por encima de las previsiones” debido a la espiral inflacionista. Por eso, ha añadido, la compañía está revisando constantemente la evolución del mercado aunque, a día de hoy, su decisión es “mientras podamos, aguantar. Vamos a mantenernos como estamos aunque vivimos al día”, ha explicado el directivo de la cervecera.

El impacto de los costes hace pensar a Rodríguez-Toquero que Mahou no vaya a ser capaz de repetir los resultados de 2021, que ha calificado como “un buen año”. La compañía logró récord de facturación, con 1.472 millones de euros, en buena parte gracias a la recuperación del canal de hostelería, que permitió a la empresa incrementar sus ventas de cerveza a través de este negocio un 30%. No obstante, su resultado se quedó muy lejos del que registró en 2019, cuando ganó 132 millones de euros. La cervecera logró un beneficio de 103 millones de euros el año pasado impactado en parte por las inversiones de apoyo a la hostelería, que el ejercicio pasado fueron muy superiores a las de ejercicios anteriores y alcanzaron los 185 millones de euros; y también por las acometidas en su propio tejido industrial, según ha explicado Rodríguez-Toquero.

En sintonía con la mejora de ventas, la compañía logró un aumento de su volumen de ventas, que alcanzó los 18,7 millones de hectólitros, un 5,6% más que el año anterior, de los que 14,7 millones correspondieron a cerveza y 4 millones a su negocio de agua.