El Gobierno descabeza la cúpula de Industria para “acelerar” el desembolso de fondos europeos

El fiasco de la primera entrega del Perte del coche eléctrico, que ha dejado sin asignar 2.000 millones, está detrás de los relevos

Punto de carga para coches eléctricos en la calle
Punto de carga para coches eléctricos en la calle FOTO: Cristina Bejarano La Razón

El Gobierno ha decidido descabezar antes de que acabe el año la cúpula del Ministerio de Industria responsable del proyecto estratégico del vehículo eléctrico (Perte Vec). De hecho, el próximo Consejo de Ministros aprobará la destitución de Raül Blanco como secretario general de Industria y Pyme, y su sustitución por el senador asturiano Francisco Blanco. También dejará su cargo como director general de Industria Galo Gutiérrez aunque no será de forma inmediata, según han precisado fuentes de Industria a este diario. Las mismas fuentes han desligado el relevo de los problemas en la asignación de fondos europeos y destacan que Blanco pasará a ocupar la dirección general de la Fundación Escuela de Organización Industrial.

Aunque la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha querido agradecer en un comunicado a Blanco su “excelente trabajo al afrontar los efectos negativos de la pandemia en el sector industrial” y la puesta en marcha los nuevos instrumentos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado con los fondos Next Generation, como los Perte, en lo que es la mayor inversión en política industrial de la historia de España, lo cierto es que estos movimientos coinciden con la intención del Gobierno de pisar el acelerador en el desembolso de los fondos europeos y, en particular, en el caso del Perte del coche eléctrico.

El Perte VEC acaba de dejar más de 2.000 millones del total de 2.975 millones presupuestados sin asignar, lo que ha sentado muy mal en el sector, molesto con los obstáculos que han supuesto que los proyectos a los que se concedió ayudas tuvieran que presentar unas garantías del 100%, y también en el propio Gobierno, que trabaja en futuras convocatorias para que estas ayudas para la renovación de la industria del automóvil lleguen cuanto antes al sector.

La resolución de adjudicatarios del Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) distribuye apenas 793,7 millones de euros en ayudas y préstamos, de los que 357 irán a Seat y 65,22 al hub de reindustrialización de Nissan.

La primera propuesta de la convocatoria del Perte VEC, antes de la presentación de garantías, ascendía a 877 millones de euros, que suponía un 33% de la ayuda que se había solicitado, y aprobó diez de los trece proyectos iniciales.

Esa cuantía quedó luego, cuando había que presentar avales y documentación en 792,8 millones (267,7 millones en préstamos y 525 millones en subvenciones) y después del nuevo plazo que se dio para ello, hasta el 21 de diciembre, se ha elevado, aunque muy levemente, a 793,7 millones de euros (267,7 millones en préstamos y 525,98 millones en subvenciones).

Seat es el principal adjudicatario y percibe una ayuda de 357 millones de euros (216,9 millones en subvención y 140 millones en préstamo); seguido de Mercedes Benz, con 170,44 millones (78,47 millones en subvención y 91,97 millones en préstamo).

Entre los adjudicatarios, Opel obtiene 52,21 millones de euros (38,88 millones en subvención y 13,32 millones en préstamo) y Renault 40,06 millones (38,03 millones en subvención y 2,02 millones en préstamo).

Por su parte, el proyecto de Hub Tech Factory, del ‘hub’ de electromovilidad para la reindustrialización de Nissan en Barcelona, obtiene 65,22 millones de euros (61,91 millones en subvenciones y 3,31 millones en préstamo).