MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
19:00
Actualizado

Sánchez manda al paro a 800 españoles cada día

La tasa de paro sube hasta el 14,7%, según la EPA del primer trimestre. La destrucción de empleo se ceba en los jóvenes (41.500 ocupados menos de 20 a 24 años) y las mujeres (53.600 paradas más)

  • Oficina de empleo
    Oficina de empleo

Tiempo de lectura 4 min.

26 de abril de 2019. 04:04h

Comentada
H. Montero 25/4/2019

La incertidumbre generada por la política económica y fiscal del Gobierno de Sánchez, la posibilidad de que los pactos de la nueva Legislatura incluyan otro Ejecutivo «Frankestein», con mayor peso de Podemos, y el efecto de la subida del 22% del Salario Mínimo, están frenando el mercado laboral. Así lo demuestran los datos de la Encuesta de Población Activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística correspondientes a los tres primeros meses del año, la peor EPA para un primer trimestre desde 2013. El resumen no resulta muy alentador: sube el paro, sobre todo entre las mujeres; se crea menos empleo; los jóvenes se ven afectados por la subida del 22% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros y hay más hogares con todos sus miembros en paro y menos con todos sus integrantes trabajando. Con ese último balance se presenta Sánchez a las elecciones de este domingo.

A pesar del impulso al empleo público –aprobado ya por el Gobierno de Rajoy y ampliado por el actual– y el único que tira del mercado laboral, el número de parados subió en el primer trimestre del año en 49.900 personas (+1,51%) y se sitúa en 3.354.200 desempleados. Esto implica que, desde el arranque del año, 800 trabajadores se han ido al paro cada día de media. Con estos datos, la tasa de paro sube y se sitúa en el 14,70%, lo que supone 25 centésimas más que en el trimestre anterior. Cierto es que, computando el último año, esta tasa ha descendido en 2,05 puntos.

Los datos de ocupación son también desfavorables, ya que el número de trabajadores disminuyó en 93.400 personas en el primer trimestre de 2019 respecto al trimestre anterior (un -0,48%), lo que sitúa la cifra total de ocupados en 19.471.100. Estos datos arrojan que, de media al día, se han destruido 1.500 empleos en los tres primeros meses del año.

Una destrucción que se ha cebado sobre todo en los más jóvenes, coincidiendo con la entrada en vigor del nuevo SMI. La ocupación ha bajado notablemente entre los menores de 29 años (con 41.500 ocupados menos en la franja comprendida entre los 20 y los 24 años, 19.500 empleos menos entre los 25 y los 29 años y 9.000 menos entre los 16 y los 19 años). Pero también se ha destruido empleo en la franja de edad comprendida entre los 35 y los 44 años, con un descenso de 48.400 entre los ocupados de 40 a 44 años y de 21.000 entre los comprendidos entre los 35 y los 39.

En virtud de estas cifras, el número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 5.900 personas en el primer trimestre del año, un 1,1% superior respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 508.800 al finalizar marzo. La tasa de paro juvenil se situó así en el 34,9% a cierre del primer trimestre, una cifra 1,4 puntos superior a la del trimestre anterior (33,5%). Por su parte, el número de activos menores de 25 años se redujo en 44.600 personas en el primer trimestre (-3%). Entre enero y marzo, el paro subió tanto entre los jóvenes de 20 a 24 años (+2.700 desempleados), como entre los de 16 a 19 años (+3.200), con aumentos porcentuales del 0,7% y del 2,6%, respectivamente.

Los malos datos de paro afectan también a otro de los colectivos más castigados cuando se tuerce el mercado laboral: las mujeres. En concreto, el aumento del paro se concentró en las mujeres (53.600 desempleadas más), mientras que en los hombres se redujo en 3.700, lo que dejó un mayor número de desempleadas (213.300 más) con una tasa de desempleo (16,74 %) superior a la masculina (12,9 %).

Otro dato desalentador es el que afecta a los hogares con todos sus miembros en paro, que subieron en 35.900 en el primer trimestre, un 3,4% más respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.089.400. Por su parte, los hogares que tienen a todos sus miembros ocupados bajaron en 43.700 en relación al trimestre anterior (-0,4%), hasta un total de 10.526.800 hogares. Los hogares con al menos un integrante activo bajaron en 9.600 respecto al trimestre anterior, hasta los 13,38 millones, mientras que los que no tienen a ningún miembro activo subieron en 37.000 en el primer trimestre, hasta 5,26 millones. También renquea el empleo a tiempo completo, que disminuyó en el primer trimestre en 99.400 personas, mientras que sube la temporalidad: el empleo a tiempo parcial se incrementa en 6.000, lo que eleva levemente el porcentaje de los trabajadores a tiempo parcial, hasta el 14,9%.

Por regiones, se destruye empleo en 13 de las 17 comunidades. Mientras, el Gobierno prefirió aferrarse a los datos acumulados, que muestran una creación de empleo de 596.900 personas en los últimos doce meses.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas