MENÚ
viernes 19 julio 2019
22:53
Actualizado

Turquía sujeta la lira elevando la rentabilidad de los depósitos en dólares

Las medidas adoptadas por el Banco Central han devuelto una cierta calma a los mercados

  • Un grupo de personas se agolpa ante una tienda de lujo para aprovechar la depreciación de la lira turca / Efe
    Un grupo de personas se agolpa ante una tienda de lujo para aprovechar la depreciación de la lira turca / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

15 de agosto de 2018. 03:58h

Comentada
Jesús Martín.  15/8/2018

Después de dos días de fuertes convulsiones, el Banco Central de Turquía consiguió hacerse con el control de la lira. Ayer, en un mercado menos volátil, el dólar cedió cerca de un 7%, aunque a primeras horas de la mañana llegó a perder cerca de un 9%. Para eso fue necesario qu el regulador anunciara la apertura de una licitación para depositar dólares a cambio de liras con un tipo de interés del 19,25%, es decir, 1,5 puntos porcentuales más que la tasa básica, fijada en 17,75%. Los bancos podrán depositar dólares a cambio de liras a dos semanas vista, hasta un volumen total de 1.500 millones de dólares. Con esta medida, el banco central busca que los bancos compren liras a cambio de dólares para fortalecer la divisa turca, que ha perdido el 25 % de su valor desde principios de mes. Ayer, a cierre de la jornada, un dólar se cambiaba por 6,37 liras, cuando en la jornada anterior llegó a sobrepasar las 7,2 unidades.

Mientras el instituto emisor del país gestionaba las medidas cambiarias, el presidente del país, Tayyip Erdogan, anunció un boicot a los productos electrónicos estadounidenses. «Vamos a boicotear los productos electrónicos provenientes de EE UU. Si ellos tienen iPhone, al otro lado está Samsung y nosotros tenemos nuestro Venus Vestel». El ministro de Medio Ambiente y Urbanización, Murat Kurum, aseguró en declaraciones a Reuters que el país no usará productos relacionados con la construcción de origen estadounidense, en represalia por lo movimientos especulativos del dólar.

El ministro de Finanzas, Berat Albayrak, anunció que mañana, jueves, mantendrá una teleconferencia con directivos de diversas entidades financieras internacionales, en la que espera la participación de más de un millar de inversores.. Los coordinadores de la cita serán Citi, Deutsche Bank y HSBC.

La difícil situación económica el país y su elevada deuda en divisa extranjera han hecho pensar que Turquía puede verse obligada a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional. Ayer, un portavoz del FMI aseguró que oficialmente nadie se había dirigido para solicitar un rescate al estilo del argentino. Albayrak aseguró ayer que el Gobierno «seguirá tomando medidas en el marco del libre mercado para fortalecer la lira y tranquilizar a las empresas».

Últimas noticias