La Fiscalía pide investigar al Defensor del Pueblo catalán por dejarse invitar a la final de la Champions del Barça en Berlín

Anticorrupción advierte a la Audiencia Nacional de indicios de cohecho en la invitación a Rafael Ribó, Síndic de Greuges, de un empresario del “caso 3%” en 2015

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, asistió con su hija a la final de la Champions de 2015 en Turín invitado por un empresario.Toni AlbirEFE

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que remita al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la investigación por cohecho al Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo catalán, Rafael Ribó. El Ministerio Público considera que Ribó pudo cometer un delito de cohecho impropio al dejarse invitar por un empresario investigado en la “trama del 3%” (de financiación irregular de la antigua Convergència) a la final de la Champions que disputaron el 6 de junio de 2015 en Berlín el Fútbol Club Barcelona y la Juventus de Turín.

Según dos informes de la Guardia Civil de marzo y agosto del pasado año, el empresario Jordi Soler decidió invitar a varias personas a la final, lo que supuso un coste de 39.000 euros, en un “viaje comercial”. En el caso de Ribó, la Fiscalía mantiene que “no consta la existencia de fin alguno" para invitar al Síndic distinto de la “mera consideración por su parte a la función o cargo” que desempeñaba. Ribó, además, “no solo acepta ser invitado, sino que toma la iniciativa para obtener un mayor beneficio al solicitar expresamente que también sea invitada su hija Alba, lo que efectivamente se produce”.

El importe del viaje fue facturado a nombre de Electromecánica Soler, Grupo Soler Constructora y Soler Global Service, sociedades del empresario investigado.

El artículo 422 del Código Penal castiga con penas de seis meses a un año de prisión y suspensión de cargo público de uno a tres años a la autoridad que acepte “en provecho propio o de un tercero” un regalo entregado “en consideración a su cargo o función”.

Ribó está aforado en razón de su cargo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. De ahí que Anticorrupción pida a De la Mata que eleve exposición razonada al TSJC para que, si aprecia indicios suficientes, solicite al Parlament el suplicatorio para poder proceder contra él. No obstante, el magistrado esgrime jurisprudencia del Tribunal Supremo para concluir que “debe agotarse la instrucción de la causa a fin de permitir una más fundada decisión”, acordando antes incluso “recibir declaracion a la persona aforada” si voluntariamente se presta a ello.

Por ahora, De la Mata cita el próximo viernes a declarar como investigado al empresario y, ya como testigo, al ex diputado de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) Ramón Camp ese mismo día. Asimismo, acuerda dar traslado de las actuaciones (los informes de la Guardia Civil y el escrito de la Fiscalía) a Ribó “a fin de que pueda ejercer su defensa en la forma que considere oportuno”.