Tomás Gómez: “El rescate de la Unión Europea, aunque no inminente, sí que parece inevitable”

El ex político analiza las consecuencias económicas del Covid-19 durante su participación en una Masterclass online organizada por la Universidad Internacional de Valencia. Aboga por un debate sobre la “recentralización” de algunas competencias en el ámbito sanitario

El ex secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez

El ex político socialista y profesor del Grado en Administración, Doctor en Economía y docente en el Grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) de la Universidad Internacional de Valencia, Tomás Gómez, ha analizado las consecuencias económicas del Covid-19 durante su participación en la Masterclass online organizada por la Universidad Internacional de Valencia , en el que ha abogado por un debate sereno sobre la recentralización de algunas competencias en el ámbito sanitario.

En su discurso ha considerado esencial centrarnos en dos planes: “Uno de transformación energética y otro de transformación digital y mejora de las productividades”. Sobre los efectos económicos en España derivados del Covid-19 ha lamentado que la pandemia ha dejado "en la UCI a la economía española” y cuya gravedad se asemeja a “haber vivido la gripe española de 1918 y la crisis financiera del 2008 a la vez”.

A su juicio, sin embargo, “aunque la caída es de mayor impacto que en 2008, el tiempo que tardaremos en salir será menor”. En este sentido Gómez ha apuntado a una caída del PIB español entre los 8 y 11 puntos y a una recuperación “en dos o tres años”. Sin embargo, el Doctor en Economía ha subrayado “que para que estas cifras no sean peores todo va a depender de cómo se produzca la vuelta a la normalidad, pero en todo caso el cierre de empresas, desempleo y recesión es inevitable”.

Del análisis de Tomás Gómez se desprende que la propuesta del Gobierno “adolece de varios problemas al no fijar un horizonte cierto en el futuro a diferencia del resto de países de Europa” cuestión que -en su opinión- “genera incertidumbre económica.” Además, el ex dirigente socialista ha apuntado a la “falta de coordinación entre administraciones o la inseguridad que generan los continuos cambios de criterio” como “elementos intangibles que tampoco ayudan a generar certeza económica”.

Ante la pregunta de un hipotético rescate, el docente de VIU ha señalado que “aunque no inminente sí que parece inevitable” y ha insistido en que “España necesitará ayudas directas, préstamos del MEDE y apoyo del BEI. Las consecuencias de una intervención europea serían no solo del ámbito económico, Europa exigirá sus condiciones, como cualquier acreedor se las impone al deudor y, entre estas destacará la necesidad de unas adecuadas condiciones de gobernabilidad, concluye.

Ante la demanda de los socios del Norte de Europa de conceder créditos y no transferencias, Gómez ha alertado de que “esta situación se traduciría en un endeudamiento terrible del Estado. El aumento de la deuda, junto a la evolución de la prima de riesgo requerirá un aumento de impuestos a partir de 2022, probablemente del IVA”.

Ante una pandemia de efectos globales, Tomás Gómez se ha mostrado crítico con la actitud de algunos países europeos del norte que según su punto de vista “se han alejado de la idea por la que nació Europa, es posible que su deuda pública sea menor y que entiendan que las consecuencias de la crisis del Covid19 sean más suaves para ellos, no se dan cuenta que Europa es solo el 7% de la población mundial, la más anciana del mundo, cada estado europeo por si solo es insignificante”. El ex dirigente del PSOE ha evidenciado que - una vez superadas las restricciones por temas de salud pública- “no volveremos al punto en que quedó la economía, es decir, no estaremos en la planta baja, sino a varias plantas de sótano bajo el suelo”.

En su opinión, "la recuperación del consumo será lenta y gradual, porqué habrá menos dinero, más incertidumbre al futuro y cambios en la forma de relación social”. Ante los distintos modelos que manejan los expertos, Gómez ha apostado por “una curva de recuperación suave.” Además, y ante las preocupantes cifras de paro que se esperan, Tomás Gómez ha recordado que “tan importante como el número de desempleados que se va a alcanzar es la capacidad para recuperar empresas y empleo.