Feijóo pide “responsabilidad y proporcionalidad ” y “no hacer política” con el brote de A Mariña

El candidato del PP a presidir la Xunta ha anunciado que mantendrá una reunión diaria con los alcaldes de A Mariña y que actuará con "transparencia"

El presidente Feijóo en un acto de campaña en La Coruña
El presidente Feijóo en un acto de campaña en La CoruñaSusana Campo

El brote de coronavirus en el área sanitaria de A Mariña ha irrumpido en la recta final de la campaña electoral de las elecciones autonómicas gallegas. Mientras que la oposición reclama que se suspendan la celebración de los comicios en esta zona, desde la Xunta insisten en que la situación está controlada y que en que la cancelación de los comicios no se prevé a día de hoy.

Desde La Coruña, el presidente de la Xunta y candidato del PP a la reelección, Alberto Núñez Feijóo ha insistido en que en “estamos en un momento en el que Galicia va a decidir su futuro en los cuatro años” y ha pedido “un poco de responsabilidad y proporcionalidad” ya que “todo el mundo sabe que cuanto más esperemos, cuando más gente nos visite, y estamos encantados de que lo hagan, cuantas más fronteras sigamos abriendo más posibilidad tendremos de rebrote”.

Durante un acto de precamapaña frente al puerto de A Coruña y con un aforo limitado por la pandemia, ha pedido que “no se haga política” con el brote de A Mariña. De hecho, ha recordado que “en Galicia seguimos teniendo una situación epidemiológica, en cualquier parámetro mejor que en el resto de España” y ha subrayado que el de A Mariña es uno de los 45 brotes que a día de hoy están activos en todo el país.

“Vamos a seguir trabajando y vamos a seguir tomando todas las medidas que sean necesarias. Vamos a seguir siendo implacables con cualquier medida que suponga preservar la salud de los ciudadanos”, ha subrayado Feijóo.

Sobre el brote de A Mariña, que ha llevado a decretar el confinamiento en alrededor de 70.000 personas, ha explicado que de las personas afectadas ya se han empezado a dar altas porque ya hay personas que llevan diez días en cuarentena. Por el momento, según el presidente de La Xunta “solo hay tres personas ingresadas, todos los demás están en su casa con patologías leves”. Respecto a la edad media de los contagiados, ha indicado que es “de 35 años”, lo que refuerza la tesis de que el brote se debió a las celebración de la noche de San Juan. “Estamos ante un brote de población joven, población sana y todas las personas mayores ingresadas en La Mariña ya las hemos testado y todas están sin virus.”

En este sentido, el presidente ha vuelto a pedir “responsabilidad individual” y “el cumplimiento de las conductas individuales”, que dice, “son clave para atajar ese brote”.