La Xunta confina durante cinco días la comarca de A Mariña (Lugo) por el brote de Covid-19

A una semana de las elecciones gallegas del 12-J, este brote se ha convertido en el principal foco en Galicia con un centenar de infectados del total de 258 casos activos

La Xunta de Galicia ha ordenado este domingo el cierre durante 5 días de los accesos a la costa en A Mariña de Lugo, tras 106 positivos por Covid, según la información facilitada por el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, a los alcaldes de esta comarca gallega.

A una semana de las elecciones del 12-J en Galicia, este brote se ha convertido en el principal foco en Galicia con un centenar de infectados del total de 258 casos activos. La mayor parte son casos leves o asintomáticos y la edad media es de 35 años, la mayoría de 20 años.

Se trata de evitar, ha dicho, "un crecimiento exponencial" del contagio en esta zona turística, de poco más de 70.000 habitantes en su conjunto, que comprende Alfoz, Barreiros, Burela, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Ourol, Ribadeo, Trabada, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro y Xove.

Esta medida, que entrará en vigor esta medianoche, pretende “aumentar el nivel de exigencia” en los catorce municipios de este distrito sanitario, que mantendrán la “movilidad dentro” bajo las nuevas normas que se publicarán en el Diario Oficial de Galicia.

El primero de los casos fue detectado el pasado martes -día 23 de junio- en el municipio de Xove y desde entonces se han ido analizando todos los contactos de las personas que se han visto afectadas por el mismo, de modo que ya han sido realizados cientos de pruebas PCR.

A Mariña mantiene las pruebas de selectividad pese al cierre

Almuiña ha explicado también que las pruebas de selectividad se mantienen en la comarca lucense pese al cierre, puesto que se cumplirán las medidas de seguridad necesarias. El consejero de Sanidad explicó que los exámenes se hacen en Viveiro y que existe un protocolo previo elaborado por la Universidad de Santiago de Compostela (USC) que ha sido valorado por la Dirección Xeral de Saúde Pública y que se va a “reforzar”.

“No habrá problema y se va a realizar”, manifestó sobre la prueba, que la crisis sanitaria obligó este año a retrasar y que se celebrará entre el 7 y el 9 de julio en el caso de la Comunidad gallega. En Viveiro, añadió, “la instalación es buena, hay distancia de seguridad y todas las medidas que se pidieron”.

En cualquier caso, el consejero indicó que ha pedido a la alcaldesa de Viveiro que se impidan celebraciones “multitudinarias” al acabar los exámenes porque “ahí está el riesgo”. “Hay que procurar que las celebraciones sean en grupos reducidos”, indicó.