Debacle de Podemos: desparecen en Galicia y se hunden a seis escaños en País Vasco

Pablo Iglesias asume el fracaso: "Hemos sufrido una derrota sin paliativos"

Gómez-Reino llama a movilizarse para deja atrás los "años dolorosos" del PP
El secretario general de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias en un mitin en el Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña (Palexco).CabalarEFE

Podemos ha sufrido este domingo en las elecciones autonómicas vascas y gallegas uno de los peores batacazos de su historia: ha perdido en ambos territorios gran parte de su electorado, quedándose fuera del Parlamento gallego, y rebajando a la mitad su presencia en la cámara vasca, con 6 escaños. En la que ha sido su primera cita con las urnas desde la llegada de Unidas Podemos a la Moncloa, y de Pablo Iglesias, a la Vicepresidencia segunda, los resultados electorales de la coaliciones Galicia en Común-EU-Anova y Elkarrekin Podemos-IU han sido incluso peores que las previsiones de las encuestas, que no eran nada buenas.

En las anteriores autonómicas, las de 2016 --las primeras de este tipo en las que concurrieron--, los morados y sus socios irrumpieron en el mapa político gallego como segunda fuerza, tras el PP, con 14 escaños y un apoyo del 19% del electorado (273.523 votos). Ahora, se han quedado fuera, sin ningún diputado, y han bajado al 3,8% (unos 46.300 votos).

Con estos resultados, el objetivo que Podemos y sus socios se habían marcado en la campaña de presentarse como llave para reproducir en estos territorios gobiernos de coalición de izquierdas queda lejos. Además, tanto en Galicia como en el País Vasco han quedado muy por debajo de sus competidores de izquierdas, siendo superados tanto por socialistas como por nacionalistas: en el primer caso, del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y del PSdeG, y en el segundo, de EH Bildu y del PSE.

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asumido este domingo el batacazo electoral de Podemos. “Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento Vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido», ha valorado Iglesias, que no ha anticipado ninguna medida”. ha dicho en un hilo en su cuenta de Twitter.

El candidato de Galicia en Común y líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, también asumía el “fracaso” electoral de su coalición que se queda sin representación en el Parlamento gallego. En clave interna, Gómez-Reino ha apuntado que el quedarse sin representación ha supuesto un resultado “inesperado” para una coalición que en las elecciones gallegas de 2016 se había situado como segunda fuerza.

”Son unos resultados inesperados, malos, muy malos para nuestros espacio y que yo asumo en primera persona”, ha dicho Gómez-Reino, que mantiene su acta como diputado en el Congreso.Ante el “fracaso” que supone el resultado electoral, la coalición rupturista iniciará un proceso de “reflexión profunda” y analizará los datos, ha anunciado visiblemente afectado el candidato.

Además, Gómez-Reino ha mostrado su pesar por no haber sido una fuerza que contribuyese “de mejor forma” a hacer más fuerte el bloque de izquierdas.Pasadas las diez y media de la noche todos los candidatos de Galicia en Común han abandonado la sede del partido.