Chivite pacta con Bildu los Presupuestos de Navarra con el aval de Sánchez

La presidenta de la comunidad foral renuncia a presentar unas cuentas propias después de que Navarra Suma le ofreciera aprobar sus cuentas con la una única condición de que no estuviera la izquierda abertzale

La presidenta de Navarra, María Chivite, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acceden a la sede del Gobierno foral, en Pamplona, NavarraEduardo Sanz Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez desembarcó ayer en Navarra como “embajador” de su plan de recuperación económica “España Puede”, pero en realidad acudía para avalar un nuevo acuerdo con EH Bildu. Sánchez, que no se prodiga mucho por la comunidad foral anunciaba que el Ejecutivo central aprobaría “próximamente” nuevas medidas para “salvar miles de empresas, pymes y autónomos” al tiempo que evitó las preguntas de los periodistas que le preguntaban por su acuerdo con el dirigente de EH Bildu, Arnaldo Otegi y su “sí” decidido a apoyar las cuentas públicas en el Congreso.

Sin embargo, el Partido Socialista de Navarra que gobierna en coalición con Gera Bai -la rama del PNV en la comunidad foral- y gracias al apoyo de EH Bildu, partido que se lo recuerda siempre que tiene la oportunidad, habían rubricado ya un acuerdo en el que las tres formaciones se comprometen a “posibilitar la aprobación de los presupuestos”2021. El texto refleja que han mantenido varias conversaciones con el fin de “explorar las posibilidades de alcanzar un acuerdo de compromisos” donde se puso sobre la mesa el balance del “grado de cumplimiento” de los pactados anteriormente con Bildu, la incidencia que la pandemia haya podido tener en esos incumplimientos y la posibilidad de aprobar conjuntamente unas cuentas para 2021. María Chivite, presidenta de Navarra, renunciaba así a presentar sus propios presupuestos sin necesidad de tener que sumar a la izquierda abertzale. Cabe recordar que la coalición Navarra Suma -UPN+PP+Cs- fue quien ganó las elecciones en la comunidad foral, pero sin mayoría suficiente. Los socialistas prefieren abrazarse de nuevo a Bildu.

“Vender Navarra"

El líder de Navarra Suma, Javier Esparza afirmó que con ello “Chivite está vendiendo Navarra al independentismo vasco”, critició que además la presidenta de la comunidad foral haya optado por “seguir blanqueando a Bildu por encima del interés de Navarra”. “Bildu sigue trabajando en la construcción nacional de Euskalherria y ahora lo hace de la mano del PSN y de Chivite”, subrayó. Esparza y destaca que le ofrecieron aprobar sus presupuestos y estabiliad con la condición de que no pactaran con Bildu”, era la única condición. Por ello sentencia: "Pactan porque quieren”. El líder de UPN destaca que esto demuestra que, cuando le piden Casado “responsabilidad por la crisis que estamos viviendo es un cuento chino”. La prueba del algodón, destacan, está en Navarra. “Era un regalo y lo han rechazado”.

También, el diputado de la misma formación, Javier García destacó en su cuenta de Twitter que el “Gobierno de María Chivite vuelve a elegir a sus socios... Vuelve a ceder al chantaje de quienes no condenan el terrorismo de la banda terrorista ETA, frente a quienes ofrecimos un cuerdo sin pedir nada a cambio”.

Entre los criterios que consideran básicos en ese acuerdo que han rubricado para responder a los retos destacan las consecuencias de la Covid, la mejora de las condiciones de vida y, en especial, de los trabajadores y trabajadoras en situación precaria.

La presidenta de Navarra, María Chivite (PSN) anunciaba este acuerdo horas después de que los presos de ETA vayan a disfrutar de un nuevo beneficio penitenciario por el cual saldrán del módulo de aislamiento. Entre ellos, se encuentra el asesino de Miguel Ángel Blanco, Francisco Javier García Gaztelu, “Txapote”.

Financiar enmiendas de Bildu

Entre los acuerdos alcanzados en materia presupuestaria destaca el compromiso del Gobierno navarro para habilitar créditos por importen de 1.925.000 euros que "serán destinados a financiar enmiendas parciales que serán presentadas por el Grupo Parlamentario EH Bildu. Subraya el texto que sus enmiendas se presentarán con arreglo a “prioridades sociales y dentro de los planteamientos realizados en los documentos presentados” por el partido abertzale al Gobierno de Navarra.

Otro de los acuerdos alcanzados es que el Gobierno de Navarra, mediante los grupos representaos en el mismo y EH Bildu se comprometen a votar a favor de “todas las enmiendas, previamente acordadas, que al efecto se presenten así como a votar en contra de todas las enmiendas que no estén suscritas por ellos” -salvo que por unanimidad se decidiera otro sentido del voto-. También se creará una “comisión de seguimiento” sobre el presente acuerdo que se reunirá de forma trimestral para controlar su cumplimiento.