Dirigentes de Bildu realizaron once visitas a presos de ETA en pleno estado de alarma

El Gobierno reconoce haber autorizado a dirigentes de la izquierda abertzale durante el estado de alarma entre el 14 de marzo y el 21 de junio. Vox denuncia que “choca” con la prohibición de circulación que impedía a familiares “acudir a entierros”

El histórico dirigente de ETA José Javier Zabaleta Elosegi, "Baldo", ha abandonado la cárcel de Zuera (Zaragoza) tras cumplir 29 años de condena y ha sido objeto de un homenaje por parte de varias decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale a su llegada a Hernani (Gipuzkoa), su localidad natal.Juan HerreroEFE

En plena oleada del coronavirus, entre el 14 de marzo y el 21 de junio, dirigentes de Bildu -a pesar del confinamiento domiciliario vigente en toda España- obtuvieron el beneplácito del Gobierno para visitar a presos de ETA en diferentes cárceles.

Hasta once visitas realizaron diferentes dirigentes de la izquierda aberzale a presos condenados por su relación con la banda terrorista ETA. Así lo ha informado el Gobierno en respuesta a una batería de preguntas registrada por el senador de Vox Jacobo González- Robato en la Cámara Alta, en la que solicitaba información sobre el número de autorizaciones de visita a reclusos de la banda terrorista autorizadas en un periodo, el estado de alarma.

En este periodo existían severas restricciones para todos los ciudadanos españoles para salir de sus domicilios, quienes tan solo podían salir de casa para trabajar -si desempeñaban labores calificadas como esenciales o para motivos muy justificados. Responde el Gobierno que “se celebraron once visitas en distintos centros penitenciarios por parte de dirigentes de EH Bildu”, entre el 14 de marzo y el 21 de junio,

Según denuncia Vox, las citadas visitas “chocan con la prohibición de la libertad de circulación que estableció el Gobierno en el Real Decreto de 14 de marzo” y recuerdan que, por ejemplo, se impedía ·”acudir a entierros de familiares”, mientras que dirigentes de Bildu pudieron desplazarse a las cárceles.