Pablo Casado marca distancias con Bárcenas: «Ese PP ya no existe»

El líder del PP acusa a Sánchez de «filtrar», a través de la Fiscalía, las acusaciones del ex tesorero para interferir en campaña

El líder del PP, Pablo Casado, en un acto en Badalona esta campaña
El líder del PP, Pablo Casado, en un acto en Badalona esta campañaQuique GarciaEFE

El presidente del PP, Pablo Casado se pronunció ayer por primera vez después de que el pasado miércoles, el extesorero del PP, Luis Bárcenas diera por roto el pasado miércoles cualquier pacto de silencio que hubiese podido existir en el pasado, y tras haber remitido un escrito a la Fiscalía anticorrupción donde anunciaba su intención de tirar de la manta.

Casado se desvincula de Bárcenas y, durante una entrevista en Cope subrayó que «ese PP ya no existe» y que a él le eligieron como presidente hace dos años en unas primarias los militantes del partido para «pasar página de cualquier conducta no ejemplar» y «eso es lo que he impuesto». Por ello, afirmó que no le temblará «el pulso» con «cualquier persona que haya hecho algo irregular, sea quien sea», cuando se haya juzgado porque él no se considera un «justiciero».

Preguntado por si la confesión de Bárcenas puede perjudicar al PP, Casado respondido que él sabe de este caso «lo mismo» que puede saber él -Carlos Herrera-. «Es como si a usted le preguntaran qué ha pasado en esta casa hace 20 años».

El presidente del PP, acusó al Gobierno de Pedro Sánchez de «filtrar» las acusaciones de Bárcenas, por estar en la campaña de las elecciones catalanas al tiempo que restó credibilidad a las revelaciones de un «condenado». «Yo no tengo por qué presuponer que alguien va a ser culpable porque un acusado que está en la cárcel cambie su versión por enésima vez para intentar tener un rédito y que el Gobierno lo aproveche filtrando un escrito a la Fiscalía a diez días de las elecciones en Cataluña», incidió.

De esta manera, el líder del Partido Popular apuntaba que se trataría de una maniobra de distracción después de que los populares denunciaran en el Congreso el hurto de un informe del Consejo de Estado sobre el decreto de fondos europeos.

Casado sospecha que todo esto surja justo en campaña electoral, y que además lo «cocine la Fiscalía», «¿que depende de quién? de Sánchez», dijo parafraseando las palabras que pronunció en su día el presidente del Gobierno durante la campaña de las generales. El líder del PP recordó además que la fiscalía la lidera una ministra socialista, la de los casos de Villarejo; la ex ministra de Justicia, Dolores Delgado.

Es por ello que Casado rechazó que el Partido Socialista venga a darles lecciones ya que cuenta en su Ejecutivo con tres ministros del «Gobierno de los ERE» y de Podemos por su supuesta trama de financiación irregular, y afeó que, además, las acusaciones de Bárcenas se conozcan en un momento en el que Podemos y PSOE tiene «muchos problemas de reputación».

A su entender, el Gobierno ha aprovechado «filtrando» el escrito de la Fiscalía «a diez días de las elecciones en Cataluña». «No ha pasado nunca en otro país, pero aquí pasa demasiado», al tiempo que aseguró que «no se puede instrumentalizar la Fiscalía al servicio de un partido político». Es más, consideró que el Gobierno de Sánchez «persigue» a su partido «con todos los aparatos del Estado».

Críticas de Calvo y Ábalos

Casado censuró las críticas al PP de la vicepresidenta Carmen Calvo y del ministro de Transportes, José Luis Ábalos y afirmó que el PSOE no puede dar «lecciones de ejemplaridad» cuando, «es el único partido de la historia de España condenado penalmente por financiación ilegal» y que «robó 600 millones de fondos públicos» a los parados andaluces.

En este punto, recordó que Ejecutivo tiene ahora «a tres ministros de los ERE en su gobierno» y «eso sí que es tener vínculos con el pasado». «Sánchez fue elegido por primarias gracias al apoyo del Partido Socialista andaluz, al que luego traicionó como todo el mundo»: A Pedro Sánchez le aupó el PSOE de «Chaves y Griñán, condenados en firme por el caso de corrupción más grave de la historia de Europa». «Por tanto, lecciones de este partido ni una».

Pero tampoco acepta lecciones de Podemos de quien dijo es un partido «imputado», con el responsable «defraudando a Hacienda» y otro diputado «pegando a policías» mientras que «el señor Iglesias contrata a una niñera a cargo del Ministerio de su mujer» con dinero público.